POLÍTICA
23/06/2012 18:26 CEST | Actualizado 23/06/2012 18:29 CEST

Federico Franco, nuevo presidente de Paraguay, responde a sus vecinos: "Acá no hay golpe"

Andrés Cristaldo / EFE

Federico Franco se ha dirigido a los países latinoamericanos en su primera rueda de prensa ante los medios internacionales: "Acá no hay golpe", ha afirmado, respondiendo así a las críticas, casi unánimes, que han calificado de "golpe de estado" la destitución de su antecesor, Fernando Lugo.

Franco, se ha mostrado confiado en lograr el reconocimiento de los países vecinos y prometió entablar contacto con ellos "en su debido momento".

El mandatario ha admitido que su situación "no es fácil" y que "hay inconvenientes con la comunidad internacional", pero ha defendido la legalidad del "juicio político" que supuso ayer la destitución de Fernando Lugo y su toma del poder.

"Acá no hay golpe, no hay quiebra institucional. Es una situación legal que la Constitución y las leyes de mi país permite para hacer un cambio cuando la situación se produce inviable", ha aseverado.

El Senado paraguayo aprobó este viernes la destitución del presidente del país, Fernando Lugo, tras la celebración de un "juicio político" contra él por los disturbios ocurridos la semana pasada en la localidad de Curuguaty, en el departamento de Canindeyú (sureste), donde 17 personas murieron en enfrentamientos entre campesinos y policías.

Ante la destitución, los países latinoamericanos han rechazado casi al unísono el nombramiento de Franco. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, fue el primero en anunciar que no aceptará otro presidente que no sea Lugo. Tras él, la argentina Cristina Fernández afirmó que no va a "convalidar el golpe"; el venezolano Hugo Chávez, dijo que no reconoce "al írrito e ilegal" Gobierno de Franco, y el boliviano Evo Morales no acepta "un Gobierno que no surja de las urnas y del mandato del pueblo".

En San José, el canciller de Costa Rica, Enrique Castillo, señaló que su país, "que históricamente ha sido un tradicional territorio de refugio y asilo, expresa la mejor disposición de considerar (otorgarlo) al presidente Fernando Lugo o a algún miembro de su gabinete, si lo tienen a bien formular una petición en ese sentido".

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'