INTERNACIONAL
07/08/2012 12:20 CEST | Actualizado 07/10/2012 11:12 CEST

Exteriores advierte a los cooperantes de que su seguridad peligra en los campamentos de Tinduf

EFE

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha avisado hoy a los cooperantes que viajarán mañana a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia) que aún no está garantizada la seguridad en esta región y que "no se puede prever" cuándo se logrará normalizar la situación.

Exteriores ha hecho este llamamiento en un comunicado en el que informa de que está trabajando con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) y las ONG para acordar un marco de seguridad que permita reanudar la ayuda al pueblo saharaui lo antes posible y de manera escalonada, para lo que propone tres fases.

El departamento que dirige José Manuel García-Margallo ha trasladado este mensaje con motivo del viaje que una treintena de representantes del movimiento de apoyo al pueblo saharaui hará mañana a Tinduf.

Este viaje tiene lugar después de que el pasado 28 de julio, Exteriores evacuara a los cooperantes de los campamentos.

En su comunicado, recuerda que aquella decisión se tomó tras haberse recibido información, "por diversas fuentes, de la existencia de un riesgo cierto de inminente secuestro" de voluntarios.

REPATRIACIÓN VOLUNTARIA

"La repatriación fue de carácter voluntario, tras haber sido informados los cooperantes de la existencia de un serio riesgo para su seguridad", se subraya en la nota.

Este aviso se lanzó diez días después de que fueran liberados los cooperantes Enric Gonyalons y Ainhoa Fernández de Rincón, quienes estuvieron secuestrados durante nueve meses en el norte de Mali tras ser apresados en la región de Tinduf.

Representantes de Exteriores y de la Aecid han mantenido hoy una reunión de carácter técnico con miembros del Frente Polisario en España.

LLAMAMIENTO A LA RESPONSABILIDAD

En este encuentro, se ha transmitido a la delegación saharaui el trabajo que se está haciendo con los cooperantes para establecer unas medidas de seguridad adecuadas.

En tanto que no se produzca una aplicación de dichas acciones, Exteriores "mantiene su llamamiento a la responsabilidad de las ONG y su advertencia con respecto a la amenaza a la seguridad en los campamentos de refugiados saharauis en Argelia".

Una vez que se evite el riesgo, Exteriores es partidario de que los proyectos de cooperación se reanuden.