POLÍTICA
22/08/2012 14:25 CEST | Actualizado 22/10/2012 11:12 CEST

El Gobierno estudia tener en cuenta el colchón familiar para conceder la ayuda de los 400 euros

Sergio Barrenechea / EFE

Poco a poco se empieza a conocer la letra pequeña de la teórica mejora que el Gobierno va a imprimir a la ayuda de 400 euros para los parados de larga duración.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy, que ayer presumió por boca de la ministra de Trabajo, Fátima Báñez, de que la ayuda se elevaría en determinados casos de 400 a 450 euros, comienza a filtrar las condiciones que deberán cumplirse para obtener esta prestación.

Una de las posibilidades que se encuentran encima de la mesa es que se tenga en cuenta el colchón familiar a la hora de conceder la ayuda. En realidad, esta opción ya la planteó la semana pasada el vicesecretario de Organización y Electoral del PP, Carlos Floriano, quien criticó que recibieran esta cantidad jóvenes que vivían en casa de sus padres, sin valorarse el nivel económico de la familia.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha reconocido que el Ejecutivo "está viendo" esta posibilidad y ha defendido que se definan bien las situaciones en las que realmente se necesita esta ayuda. A insistencia de los periodistas, que le han pedido que aclarara si la ayuda se reducirá para quienes tengan cierto colchón familiar o directamente se eliminará, Sáenz de Santamaría ha dicho que es difícil establecer una escala de cuantías, dando a entender así que lo más probable es que no se concedan los 400 euros en esos casos.

La vicepresidenta ha explicado que hay que ver en qué supuesto la ayuda de 400 euros mensuales a parados sin ingresos puede estar siendo cubierta por otro tipo de ayuda.

TAMBIÉN CUENTAN LOS PADRES

Respecto a la subida de la cuantía a 450 euros para aquellos desempleados que tengan dos miembros de la unidad familiar a su cargo, además del cónyuge o pareja de hecho, Sáenz de Santamaría ha precisado que dichos miembros de la familia no tienen por qué ser los hijos, sino que, por ejemplo, pueden ser los padres.

La vicepresidenta ha indicado que uno de los objetivos de la reforma del plan Prepara, en el que se inscribe esta ayuda mensual de 400 euros hasta un máximo de seis meses para parados sin otros ingresos, es imprimir un "mayor rigor" a la búsqueda de empleo.

Aunque esta reforma del Prepara se aprobará el próximo viernes en el Consejo de Ministros, tendrá efectos desde el pasado 16 de agosto, cuando finalizó la anterior prórroga del programa.