NOTICIAS
09/05/2013 09:25 CEST | Actualizado 08/07/2013 11:12 CEST

Fábricas textiles de Bangladesh: Otros ocho muertos en un taller elevan el total a los 922

REUTERS

La tragedia va camino de cumplir un terrible récord. Al menos ocho personas murieron en un incendio ocurrido en la madrugada de este jueves en un taller textil de Dacca, el primer siniestro en Bangladesh desde el derrumbe que desde finales de abril tiene conmocionado al país, informaron fuentes policiales. El número total de víctimas mortales se sitúa ya en al menos 922, informó el portavoz del Ejército de ese país asiático, Shahinulá Islam.

Citadas por los medios bangladeshíes, las fuentes precisaron que el incendio de este miércoles tuvo lugar en la fábrica Tung Hai Sweater y que las víctimas se encontraban en la novena planta de un edificio de once situado en el barrio capitalino de Mirpur.

Entre los fallecidos están el director de la firma, Mahbubur Rahmán, y un alto mando policial, que estaban manteniendo una reunión en el inmueble después de que los trabajadores del taller lo hubieran abandonado.

Algunos medios locales, que citan a un supervisor de la fábrica, han informado sin embargo de que en las plantas inferiores del edificio todavía estaban trabajando algunas mujeres.

922 MUERTOS

La catástrofe, que tuvo su primer episodio el pasado 24 de abril en el suburbio industrial de Savar, en Dacca, con el derrumbe de un complejo en las afueras de Dacca el pasado 24 de abril. "Seguimos trabajando día y noche sin pausa para recuperar los cadáveres que están entre los escombros. No pararemos la operación hasta que hayamos recuperado todos los cuerpos", dijo Islam, el portavoz del Gobierno.

La tragedia dejó también 2.437 heridos, un número que ha permanecido inalterado desde la semana pasada.

La industria textil representa el 78 % de las exportaciones de Bangladesh, unos 19.000 millones de dólares, según los últimos datos oficiales.

El sector cuenta con 5.400 fábricas y más de cuatro millones de trabajadores, la mayoría de ellos mujeres.

ONU: MARCAS DE ROPA, CAMBIEN SU MANERA DE PRODUCIR

Por su parte, un grupo de expertos de Naciones Unidas ha urgido a las marcas internacionales de ropa que operan en Bangladesh a mejorar las condiciones de trabajo.

"Las marcas internacionales tienen la responsabilidad de actuar con diligencia y de abordar su propio impacto sobre la situación de los Derechos Humanos", ha dicho el jefe del grupo de expertos de la ONU sobre negocios y Derechos Humanos, Pavel Sulyandziga.

"Si están relacionados de algún modo con el impacto negativo sobre los Derechos Humanos de sus proveedores, tienen la responsabilidad de ejercer su influencia como compradores para provocar el efecto contrario", ha subrayado.

Sulyandziga se ha mostrado consciente de que "las cadenas internacionales de suministro de ropa son cada vez más complejas y, por tanto, abordar asuntos sistémicos no es una tarea fácil", pero ha considerado que "los esfuerzos deben adecuarse al desafío".

"Urgimos enérgicamente a las marcas internacionales de ropa en Bangladesh a abordar los riesgos de los Derechos Humanos derivados de sus cadenas de suministro con otros actores relevantes, y a decir públicamente que están haciendo para mitigar esos riesgos", ha dicho.

ESPACIO ECO