POLÍTICA
11/07/2013 17:32 CEST | Actualizado 11/07/2013 17:32 CEST

El Constitucional mantiene la suspensión de la declaración soberanista de Cataluña

EFE

El Pleno del Tribunal Constitucional (TC) ha decidido este jueves por unanimidad mantener la suspensión de la resolución del 23 de enero del Parlamento de Cataluña, que aprobó "la declaración de soberanía y del derecho a decidir del pueblo de Cataluña".

El Alto Tribunal entiende que dicha resolución "versa sobre una cuestión de gran trascendencia constitucional", por lo que, al analizar los distintos intereses en juego, se ha inclinado "en favor de la ratificación de la suspensión".

La suspensión de la declaración catalana se produjo a raíz del recurso presentado por el Gobierno, admitido a trámite por el Pleno del Tribunal el pasado 7 de mayo.

El TC acordó entonces la suspensión automática con efectos desde el 8 de marzo, día en que quedó registrado el recurso.

RAZONES DE CATALUÑA

El pasado mes de junio, el Parlamento de Cataluña solicitó el levantamiento inmediato de la suspensión, por lo que el Pleno ha tenido que pronunciarse de nuevo antes de que transcurrieran los cinco meses que la Constitución prevé en estos casos.

En su recurso, los letrados del Parlamento catalán aducían que el acto parlamentario no tiene carácter normativo ni alcance jurídico, "de modo que no existe daño real y efectivo a la Constitución y a los intereses generales", mientras que "sí afecta a principios básicos del sistema democrático y parlamentario".

El Abogado del Estado se reafirmó en sus alegaciones en la "manifiesta inconstitucionalidad" de la resolución y defendió su "claro efecto jurídico sobre el Gobierno autonómico".

DOS DECLARACIONES SOBERANISTAS

El pasado 23 de enero el Parlamento de Cataluña dictó una primera declaración soberanista que no contó con el apoyo del PSC y sí recabó el aval de CiU, ERC e ICV. En este primer texto, se defendía que Cataluña es "sujeto jurídico y político soberano".

Posteriormente, el 13 de marzo aprobó por una amplia mayoría otra resolución en la que se insta a la Generalitat a "iniciar un diálogo" con el Gobierno central para celebrar una consulta de autodeterminación en Cataluña. Esta iniciativa sí fue respaldada por los socialistas catalanes.