POLÍTICA
08/05/2013 14:27 CEST | Actualizado 08/05/2013 15:19 CEST

El Tribunal Constitucional suspende temporalmente la declaración soberanista catalana

EFE

El Tribunal Constitucional se ha pronunciado. Ha decidido admitir a trámite la impugnación presentada por el Gobierno central contra el acuerdo del Parlamento catalán del pasado 23 de enero, en el que se sostenía que esta comunidad es un "sujeto jurídico y político soberano".

Esta decisión implica la suspensión temporal de dicho acuerdo durante cinco meses, en tanto no decida el alto tribunal sobre el fondo del asunto.

EL Ejecutivo central decidió no presentar un recurso de inconstitucionalidad ni un conflicto de competencias, sino acudir al Alto Tribunal por una "tercera vía" que ofrece la Carta Magna, la del artículo 161.2, para impugnar la declaración de la Cámara autonómica.

El texto autonómico fue aprobado el pasado 23 de enero con los votos a favor de CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP. PP, Ciutadans y PSC votaron en contra, aunque algunos diputados socialistas se ausentaron para no tener que emitir un sufragio contrario.

El pasado 13 de marzo el Parlamento catalán aprobó por una amplia mayoría, más de dos tercios de la Cámara (104 votos), otra resolución en la que se instó a la Generalitat a "iniciar un diálogo" con el Gobierno central para celebrar una consulta de autodeterminación en Cataluña. Esta iniciativa fue votada a favor por CiU, ERC, ICV-EUiA y PSC.

El Constitucional consultó hace días al Parlament para que aclarase cuál de los dos acuerdos por el derecho a decidir que ha adoptado en los últimos meses es válido. La Cámara autonómica respondió que ambos son complementarios, es decir, que el segundo no anula el primero, el impugnado por el Ejecutivo central.

MAS: "SEGUIREMOS EL CAMINO TRAZADO"

"Seguiremos el camino trazado. Y de esto no debe haber ninguna duda". Así ha reaccionado el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, que ha certificado en una rueda de prensa desde el Parlament que su Gobierno no congelará su hoja de ruta hacia una consulta de autodeterminación.

A su entender, una marcha atrás en el proceso sería una deslealtad hacia los catalanes y lo que expresaron en las elecciones autonómicas de noviembre.

A pesar de esta situación, el Gobierno catalán quiere mantener una actitud de cooperación y entente con el Gobierno central, ha afirmado el presidente autonómico, que ha asegurado que "hagan lo que hagan, el diálogo no se abortará".

Además, ha explicado que este texto no debería suspenderse porque no tiene valor jurídico: "No es ninguna ley, ninguna declaración unilateral de independencia, es simplemente una declaración de intenciones".

Según el presidente de la Generalitat, con este posicionamiento, el Constitucional ha evidenciado que desea "hacer abortar el proceso catalán" y abandona el principio de neutralidad que debería mantener.

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'