INTERNACIONAL
22/07/2013 12:47 CEST | Actualizado 22/07/2013 15:20 CEST

La UE acuerda incluir a la rama militar de Hezbolá en su lista de organizaciones terroristas

AFP

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE han llegado a un acuerdo de forma unánime para incluir a la rama militar del partido milicia chií libanés Hezbolá en su lista de organizaciones terroristas.

Todos los que figuran en la lista tienen todos sus fondos, activos financieros y otros recursos económicos congelados en la UE y se prohíbe facilitarles ningún tipo de fondos ni recursos económicos, ni de forma directa ni indirecta. Existen excepciones por motivos humanitarios y están sometidos a un mayor control.

El paso dado, de una trascendencia capital, se da como respuesta a su implicación en el atentado de Burgas (Bulgaria) en 2012.

El grupo chií ya está reconocido como terrorista por parte de Estados Unidos e Israel. Sus últimos movimientos han sido en apoyo del presidente sirio Bashar al-Assad en la guerra civil que sufre el país. De hecho, países como Francia, uno de los tradicionalmente más opuestos a este paso, cambió de opinión por la progresiva implicación de Hezbolá en el conflicto sirio, según fuentes diplomáticas.

Los ministros de Exteriores de la UE han pactado una declaración que deja claro que su decisión de incluir a la rama militar de Hezbolá "no impide el diálogo político con todas las fuerzas políticas de Líbano y, segundo, que no impide ninguna operación financiera con el Gobierno de Líbano", han explicado fuentes diplomáticas.

"Hemos tomado este paso importante hoy. Abordando la rama militar de Hezbolá, la congelación de sus activos, obstaculizamos su recaudación de fondos y así limitamos su capacidad para actuar", ha explicado en los márgenes de la reunión de los Veintiocho tras la decisión El ministro de Exteriores holandés, Frans Timmermans, cuyo país ya designa como organización terrorista tanto a la rama militar como a la política de Hezbolá.

APOYO ESPAÑOL

La inclusión ha contado con el beneplácito de España, según ha señalado esta mañana el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo. A su juicio, se trata de una opción "equilibrada" que no tendrá "repercusiones" en la seguridad de las tropas españolas desplegadas en Líbano.

El objetivo, ha dicho, es que esta decisión "no prejuzgue el diálogo con todos los partidos que forman parte del Gobierno de Líbano, que no prejuzgue la ayuda humanitaria o las transferencias financieras".

Reino Unido, Francia, Alemania, Países Bajos y Portugal son los Estados miembros que se han expresado de forma "más positiva" sobre la necesidad de incluir a la rama militar de Hezbolá en la lista de organizaciones terroristas de la UE, según fuentes conocedoras de la discusión de los Veintiocho.

En cambio, Italia, Irlanda, Malta, Finlandia, Croacia, Suecia, Austria y Eslovania "han expresado sus dudas, en mayor o menor medida" pero "nadie quería bloquear" el consenso y entendían "la necesidad de unidad" en el seno de la UE, según las mismas fuentes.