INTERNACIONAL
27/08/2013 11:26 CEST | Actualizado 27/10/2013 10:12 CET

EEUU baraja un ataque a Siria de dos días con misiles de crucero

EFE

A medida que pasan las horas se va componiendo el puzzle de países que se unirán para lanzar un ataque sobre Siria.

Reino Unido se postula como uno de los respaldos más relevantes a las ya nada implícitas intenciones de EEUU de atacar el régimen de Bachar al Asad .

Este martes, el primer ministro británico, David Cameron, ha calificado el presunto ataque con armas químicas en Siria, que acabó con más de mil muertos, de "absolutamente aberrante" y merece una acción de la comunidad internacional. De hecho, ha revelado, Reino Unido está barajando "una respuesta proporcionada".

"Cualquier decisión adoptada será tomada bajo un marco estrictamente internacional. Cualquier uso de armas químicas es completa y totalmente aberrante e inaceptable (...) y la comunidad internacional tiene que responder a ello", ha afirmado un portavoz de Cameron a la prensa.

APOYO DE TONY BLAIR

En un sentido similar se ha expresado el exprimer ministro británico Tony Blair, quien se ha mostrado partidario de una intervención militar en un artículo publicado hoy por el diario The Times. "Escucho a la gente hablar como si no hubiera nada que pudiéramos hacer: los sistemas de defensa sirios son demasiado poderosos, los problemas demasiado complejos, y en cualquier caso, ¿por qué posicionarse por un lado si todos las opciones son igual de malas?", escribe el ahora enviado especial para Oriente Medio.

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, ha calificado el uso de gas venenoso de "crimen contra la civilización" y dijo que si se confirma la comunidad internacional tendrá que actuar y contará con el respaldo de Alemania. "Si el uso (de gas) se confirma la comunidad internacional tendrá que actuar y Alemania estará entre los que consideran que tiene que haber consecuencias", ha afirmado.

ATAQUE RÁPIDO

Los planes de EEUU, que se actuaría como líder de la colación, pasan por un ataque militar contra Siria de alcance y duración limitados: no duraría más de dos días y se llevaría a cabo con misiles de crucero lanzados desde el mar o mediante bombarderos de largo alcance que tendrían como objetivos instalaciones militares no vinculadas directamente con el arsenal químico de Siria, según informa este martes el diario The Washington Post, que cita altos cargos de la Administración.

De acuerdo con el diario, el momento en el que se ejecutaría dicho ataque depende de tres factores: la conclusión de un informe de Inteligencia sobre la responsabilidad del régimen sirio en el ataque químico de la semana pasada cerca de Damasco; las consultas en curso con los aliados y el Congreso; y la determinación de una justificación en virtud del Derecho Internacional.

La cadena NBC coincide con estas estimaciones, y ha avanzado que el primer ataque podría comenzar este mismo jueves, citando a altos funcionarios de la Casa Blanca.

DECEPCIÓN RUSA

Mientras Estados Unidos mueve los hilos, Rusia —aliado de Bachar al Asad.— ha dicho estar "seriamente decepcionada" con la cancelación por iniciativa de Washington de la reunión bilateral con EEUU sobre Siria, prevista para este miércoles en La Haya, se ha quejado el portavoz del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores, Alexandr Lukashévich.

Lukashévich recordó que en una conversación telefónica el pasado domingo entre el titular ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, y su homólogo estadounidense, John Kerry, el norteamericano aseguró que apoyaba la convocatoria de una conferencia de paz para Siria y que haría un esfuerzo por convencer a la oposición siria para que acuda a esa cita internacional. "La decisión de aplazar la reunión en La Haya, por contra, envía un mensaje opuesto a la oposición, alentando su falta de compromiso mientras espera la intervención de fuerza externa", recalca.

ESPACIO ECO