NOTICIAS
12/10/2013 12:14 CEST | Actualizado 12/10/2013 16:01 CEST

Miles de personas se manifiestan en Barcelona por una Cataluña dentro de España

EFE

Miles de personas (30.000, según la Guàrdia Urbana y 160.000, según los organizadores) han reclamado este sábado que Cataluña siga formando parte de España, en una concentración en la plaza de Cataluña de Barcelona organizada por la plataforma 'Som Catalunya. Somos España' con motivo del 12 de octubre.

Después de que en 2012 se organizase por primera vez un acto de este tipo en la plaza de Cataluña con motivo del Día de la Hispanidad, los organizadores han decidido repetir la experiencia para "defender una Cataluña de todos dentro de una España plural".

El acto llega un mes después de que la 'Via catalana' por la independencia cruzase la comunidad de norte a sur, y a menos de tres meses de que, según la hoja de ruta aprobada por CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP, el Parlament fije la fecha y la pregunta de la consulta.

Entre los asistentes, que lucían banderas catalanas, españolas y europeas, estaban la plana mayor de PP y C's, encabezados por sus respectivos líderes, Alicia Sánchez-Camacho y Albert Rivera, así como la mayoría de los diputados de ambos grupos en el Parlament, del PP en el Congreso y concejales, además del eurodiputado popular Aleix Vidal-Quadras y el secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzábal.

PP y C's han tratado de movilizar a los suyos con campañas a través de las redes sociales, una implicación que, en el caso de los populares, les ha llevado también a fletar más de 60 autobuses desde toda Cataluña, a poner anuncios en los medios de comunicación y a prestar ayuda logística a los organizadores de la concentración.

Antes de la lectura del manifiesto, participantes en la concentración han desplegado en el Passeig de Gràcia una bandera gigante de 100 metros de largo compuesta por 50 metros de 'senyera' y 50 metros de la bandera 'rojigualda'.

En el manifiesto se ha hecho un llamamiento al resto de España a "escuchar y querer" a Cataluña, y se ha solicitado también a los catalanes que respeten la pluralidad y riqueza de España.

Así lo han reclamado en el manifiesto que han leído los deportistas olímpicos Jesús García Bragado -también concejal del PP en Sant Adrià de Besòs- y Ander Mirambell.

En un discurso en que han alternado el catalán, el castellano y el inglés y que ha finalizado con el himno de España, ambos han reivindicado la posibilidad de sentirse catalanes y españoles, y han apelado a la importancia de estar unidos en el actual contexto de crisis.

MANIFESTACIÓN ULTRA

Además, unos 300 ultras de la plataforma 'La España en marcha' se han concentrado este sábado en la plaza España de Barcelona al grito de "Unidad nacional" y "Cataluña es España".

Los manifestantes han lucido banderas franquistas, la cruz celta y una pancarta con el mensaje: "Siempre unionistas. España. Juventud. Revolución".

Los participantes, que han sido rodeados por un fuerte cordón de antidisturbios de los Mossos d'Esquadra, también han coreado: "Separatistas terroristas", "Esta es nuestra tierra y hay que defenderla", y han pedido que se ilegalice a CiU, partido del presidente de la Generalitat, Artur Mas.

Al inicio del acto en Montjuïc, ha leído el manifiesto de 'La España en Marcha' Luis Alonso, jefe provincial de La Falange en Barcelona, en el que piden la derogación de la Constitución, defienden la "indisoluble unidad nacional", la abolición de las autonomías y un estado unitario, nacional y social.

Asimismo, entre aplausos, ha reclamado la "prohibición inmediata de la difusión de ideas secesionistas", erradicar la corrupción, y han defendido llevar a cabo una revolución nacional.

En declaraciones a los medios, el portavoz de la Juventudes de 'La España en Marcha', Pedro Chaparro, ha explicado que se manifiestan por la unidad de España, porque "ya está bien que sentirse español sea motivo de burla".

Ha resaltado: "Somos patriotas que nos sentimos orgullosos de ser españoles", y ha lamentado que se les criminalice en los medios de comunicación; y, sobre el ataque a la sede de la Generalitat en Madrid por la Diada, ha dicho que no hubo agresiones.

ESPACIO ECO