POLÍTICA
21/02/2014 15:14 CET | Actualizado 21/02/2014 15:22 CET

Davinia Saorín, la concejala que comparó a las mujeres que abortan con terroristas, dimite

Davinia Saorín, la concejala del Partido Popular en Calasparra (Murcia) y responsable de Sanidad y Política Social en la oposición, que comparó hace unas semanas a las mujeres que abortan con "terroristas", ha dimitido como edil en el consistorio.

Los concejales del Partido Popular en el Ayuntamiento de Calasparra, Jesús Alajarín y Antonio Céspedes, han presentado también la dimisión de sus cargos en el Consistorio tras aducir que la edil "popular" "sufre un insoportable acoso y un ensañamiento desmedido" por sus palabras sobre el aborto, declaraciones que "proceden de un vídeo manipulado que obvia la oposición de Saorín a la ley de Gallardón tal y como está planteada en este momento".

Así lo ha asegurado Jesús Alajarín, hasta ahora portavoz municipal del PP, quien recordó ayer en un contacto con los medios que Davinia Saorín, de baja y con depresión, "se opone a que el aborto se emplee como método anticonceptivo", si bien "lo apoya en los supuestos recogidos en la ley de 1985, es decir: malformación del feto, peligro físico de la madre, psicológico o por violación", razón por la que "expresó su esperanza de que, con diálogo y consenso, se incluyan dichos casos en la ley, pero en ningún momento dijo lo que se ha venido difundiendo estos días".

Sin embargo, Alajarín admitió que Saorín "estuvo poco afortunada al mencionar la palabra "terrorista" en sus declaraciones", un "error que admitió y por el que públicamente pidió disculpas". En este sentido, y en contraposición a lo sucedido en Calasparra, Alajarín recordó el caso de Yolanda Estrada, la concejala socialista en Boadilla del Monte (Madrid), que la pasada semana "justificó la aberración de abortar en el caso de niños con malformaciones porque, a su juicio, "implican una asistencia sanitaria costosísima", y que no solo se negó expresamente a retractarse de estas durísimas y ofensivas palabras, sino que además, a día de hoy, sigue en su cargo con total tranquilidad".

CIENTOS DE AMENAZAS DE MUERTE E INSULTOS

El ya exconcejal de Calasparra, que también es esposo de Davinia Saorín, lamentó este jueves que "pese a su disculpa, ha sufrido un acoso, una crueldad y un ensañamiento que nadie se merece a través de actos impulsados por otras organizaciones políticas e, incluso, por muchos de nuestros vecinos" y que "ha recibido cientos de amenazas de muerte, insultos y una persecución mediática fuera de todo lugar,".

Alajarín ha lamentado, al respecto, que "pese a sus disculpas, Saorín haya recibido cientos de amenazas de muerte, insultos y una persecución mediática fuera de lugar difusión de sus datos personales y de un terrible daño que no solo la ha afectado a ella sino a toda su familia".

VODAFONE PARA EL HUFFPOST