INTERNACIONAL
04/04/2014 08:03 CEST | Actualizado 04/04/2014 08:03 CEST

Isabel II conoce al papa: llega tarde, se va antes y le regala whisky

efe

El Papa Francisco se ha reunido esta tarde con Isabel II, reina de Inglaterra y cabeza de la iglesia anglicana, durante solo 17 minutos, de los 30 que estaban previstos, en un salón adyacente al aula de audiencias Pablo VI.

Ha sido un encuentro a puerta cerradas y sin periodistas, del que solo han trascendido los regalos que se han intercambiado. Al saludar, el Pontífice ha dado la bienvenida en inglés a la Monarca y la reina Isabel II se ha disculpado por hacer esperar al Papa, que había sacrificado su siesta de 45 minutos recomendada. "Estábamos teniendo una agradable almuerzo con el presidente Napolitano", ha agregado.

Según ha comunicado la Santa Sede, el Papa Francisco ha regalado a la reina Isabel II un mapa mundi con una cruz de plata para su bisnieto, Jorge, hijo de los duques de Cambridge. La reina le ha hecho saber al Papa que estaría "encantado" con el regalo. Además, también le ha obsequiado con un facsímile de un decreto del 600 que extiende el culto de San Eduardo, conocido como "el Confesor", que fue rey de Inglaterra.

Por su parte, la reina Isabel II ha obsequiado al pontífice con una cesta de productos biológicos como miel, carne y hasta con una botella de whiskey escocés.

CON EL DUQUE DE EDIMBURGO

Tras 14 años, la reina Isabel II acompañada por su esposo, el duque de Edimburgo y de una reducida delegación ha entrado en una berlina oscura en la Plaza de San Pedro a las 15,17 horas de este jueves y ha sido recibida por responsables diplomáticos del Vaticano.

Al ser un encuentro informal y privado, el Papa Francisco y la reina Isabel II no se han reunido en la Biblioteca privada del Palacio Apostólico, reservado a los jefes de Estado en visita oficial al Vaticano, sino en un salón adyacente al aula de audiencias Pablo VI, donde recientemente también fue recibida la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

El avión oficial de los soberanos británicos, un Embraer 135, ha aterrizado a las 12,30 horas en el aeropuerto militar de Ciampino (Italia) y ha partido a las 17.00 horas de la tarde.

NUEVOS TIEMPOS