INTERNACIONAL
28/05/2014 09:25 CEST | Actualizado 28/05/2014 10:37 CEST

EEUU mantendrá 9.800 efectivos en Afganistán hasta la retirada definitiva en 2016

El Gobierno estadounidense ha anunciado que mantendrá 9.800 soldados en Afganistán tras la retirada masiva de este año, y no abandonará definitivamente el país hasta 2016.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha decidido "pasar página a más de una década en la que el foco de la política exterior ha estado en las guerra de Afganistán e Irak", y ha detallado el plan posterior a diciembre de este año, que marcará el fin de la misión de la Alianza Atlántica en Afganistán (ISAF) y de la guerra más larga de la historia estadounidense.

Estados Unidos pasará de aportar los alrededor de 32.000 soldados actuales a 9.800; reducirá ese número a la mitad para finales de 2015 y abandonará todas sus bases militares en el país centroasiático a finales de 2016, cuando Obama ponga fin a ocho años de mandato.

"Nuestra misión de combate terminará a finales de 2014 (...) Mantendremos un papel de asesores, no vamos a volver a patrullar los valles, montañas, aldeas y ciudades de Afganistán, eso será tarea del pueblo afgano", ha explicado Obama.

Obama ha querido marcar las distancias con la guerra de Irak (iniciada sin mandato de la ONU por George W. Bush) y ha recordado que a Afganistán fueron "por necesidad" tras los atentados del 11-S en 2001. "Los estadounidenses hemos aprendido que es más difícil acabar guerras que comenzarlas", ha reflexionado el presidente.

"AFGANISTÁN NO SERÁ UN LUGAR PERFECTO"

A partir de la semana próxima, el secretario de Defensa Chuck Hagel negociará con sus homólogos de la OTAN el número de tropas de otros países que participarán en este período de transición entre 2014 y 2016, período en el que EEUU gastará en torno a 20.000 millones de dólares en su permanencia en Afganistán.

"Tenemos que reconocer que Afganistán no será un lugar perfecto, pero no es responsabilidad de los estadounidenses que así sea. El futuro de Afganistán lo deben decidir los afganos", ha mantenido Obama, que ha ofrecido su apoyo y su compromiso porque el país mantenga su senda de la paz alejada de la influencia talibán.

A partir de 2015, las tropas occidentales se centrarán solo en dos tipos de misiones: entrenamiento de las Fuerzas Armadas afganas y operaciones de antiterrorismo contra "el remanente de Al Qaeda". Como ya sucedió en Irak, no mantendrá bases permanentes en el país y limitará su presencia militar a un destacamento en su embajada.

UNA DECISIÓN AFGANA

Sin embargo, Obama ha recordado que la presencia militar de Estados Unidos y del resto de sus aliados depende de que el Gobierno afgano firme el Acuerdo de Seguridad Bilateral que se ha estado negociando durante los últimos dos años.

"Este acuerdo es esencial para dar a nuestras tropas la autoridad que necesitan para cumplir su misión respetando la soberanía afgana", ha sostenido.

A este respecto, ha recordado que los dos candidatos a las elecciones presidenciales en Afganistán han dicho que firmarán este Acuerdo nada más asumir el cargo. "Así que confío en que esto sea posible", ha manifestado el mandatario estadounidense.

Aunque ha reconocido que su país "ha estado en Afganistán más tiempo de lo esperado", ha subrayado que no ha sido en vano, ya que "se han dado duros golpes a la cúpula de Al Qaeda eliminando a Osama bin Laden, y se ha evitado que Afganistán fuera usado como plataforma para lanzar otros ataques".

ADEMÁS:

Los militares de EEUU muertos en Afganistán superan los 2.000

Las elecciones en Afganistán, en imágenes (FOTOS)

15 retratos sobrecogedores de niños afganos refugiados en Pakistán (FOTOS)

Esperando a Afganistán (FOTOS)