INTERNACIONAL
05/08/2014 09:23 CEST | Actualizado 05/08/2014 09:28 CEST

Miguel Pajares, religioso retenido en Liberia, confía en volver a España si tiene el ébola

EFE

Miguel Pajares tiene 75 años y es de La Iglesuela (Toledo). Juliana Bohi, de origen guineano, posee también nacionalidad española. Ellos son los dos religiosos españoles que se encuentran aislados, junto a otras cuatro personas, en el Hospital San José de Monrovia (Liberia) donde este sábado falleció el director del centro, el hermano Patrick Nshamdze, a causa del virus del ébola.

Pajares, que pertenece a la Orden Hospitalaria San Juan de Dios, se encuentra “mal, muy deprimido” desde su aislamiento en el centro, pero intenta "beber té y comer algo" aunque afirma que no tiene apetito, según ha declarado a el diario El País. El religioso se ha hecho las pruebas del virus este lunes, aunque todavía no conoce los resultados. "Si tengo ébola, confío en que España flete un avión para volver", ha asegurado a El Mundo.

El hospital donde se encuentra está cerrado desde el pasado viernes, tras el fallecimiento de su director, el hermano Patrick Nshamdze, quien había contraído el virus. En el centro están cinco religiosos y el administrador. Además de los españoles, en el centro también están el hermano de San Juan de Dios George, otras dos misioneras de la Inmaculada Concepción, Chantal y Paciencia, y el administrador del Hospital, Eugene, de nacionalidad ghanesa.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha explicado que se mantiene "muy pendiente" de la evolución de Pajares, según ha informado un portavoz del departamento que dirige José Manuel García-Margallo.

La colonia española en Liberia ronda las 30 personas, en su mayoría religiosos y cooperantes. Como consecuencia de la crisis actual de la fiebre del ébola, Exteriores desaconseja viajar a Liberia, Sierra Leona y Guinea Conakry.

Según datos hechos públicos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) este lunes, el brote de ébola en África Occidental es el mayor registrado y ha infectado ya a 1.603 personas, de las cuales 887 han muerto. Los cuatro países afectados por la epidemia son Guinea Conakry, Liberia, Nigeria y Sierra Leona.

SOMOS LO QUE HACEMOS