POLÍTICA
22/05/2014 09:19 CEST | Actualizado 22/05/2014 09:19 CEST

Jean-Marie Le Pen: "El señor Ébola puede solucionar el problema de la inmigración en tres meses"

REUTERS

Nueva polémica en Francia. El fundador y jefe histórico del Frente Nacional, Jean-Marie Le Pen, ha asegurado este martes, cuando hablaba sobre la "explosión demográfica" en el mundo, que "el señor Ébola puede solucionar el problema de la inmigración en tres meses".

El político, de 85 años, ha hecho esta afirmación en un mitin en Marsella, antes de ceder la palabra a su hija Marine Le Pen, líder del partido de extrema derecha fundado por él. "Hay una explosión demográfica en el mundo y existe el riesgo de invasión. El reemplazo de la población está en camino", ha afirmado.

Las declaraciones de Le Pen han ido más allá, e incluso ha hablado del Islam, "la religión conquistadora". "Esta inmigración pesa una carga aplastante sobre nuestra economía y nuestra sociedad. No trae 20.000 millones al año, que cuesta 100.000 millones por año", ha agregado el político.

Por su parte, Marine Le Pen ha tratado de restar importancia al discurso de su padre. "De ninguna manera quiero que el virus del Ébola se extienda", ha matizado.

MÁS INFORMACIÓN:

Ébola en Guinea: Así­ es el peligroso brote que amenaza a África occidental

"LA VERDADERA CARA DE LA FAMILIA LE PEN"

"Estos juegos de palabras, estas palabras muestran la verdadera cara (...) de la familia Le Pen del Frente Nacional", ha sentenciado el primer ministro de Francia, Manuel Valls. "Ellos (FN) quieren destruir Europa y así debilitar a Francia", ha lamentado Valls, quien ha afirmado que Francia "no puede tener" como "primera fuerza" política en las elecciones europeas del 25 de mayo "este discurso, estas palabras, este rechazo, el odio al otro...".

Además, algunos diputados de Estrasburgo han planteado la posibilidad de quitar la inmunidad parlamentaria al fundador del Frente Nacional.

LE PEN SE JUSTIFICA: ES UNA "OBSERVACIÓN" DEMOGRÁFICA

Este miércoles, Jean-Marie Le Pen ha tratado de justificar su intervención alegando que sus declaraciones eran una simple "observación" demográfica. "Soy un firme opositor de cualquier cosa relacionada con la integridad de las personas, pero no puedo hacer nada".

"Yo no controlo estos fenómenos, trato de ver lo que mañana será el equilibrio y lo que tenemos que tener en cuenta", ha aseverado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...