09/06/2015 09:47 CEST | Actualizado 16/06/2015 09:22 CEST

Haz un gesto y llévate un pase VIP para el Festival de Benicássim

Todos hablamos el mismo idioma. Si levantamos el pulgar, arqueamos las cejas o nos golpeamos en el corazón, sabemos que nos van a entender. Aquí y donde sea. ¿Por qué no aprovechar ese lenguaje común para hacer la vida más fácil?

La tecnología VISA Contactless va de eso. Un gesto sencillo para evitar rodeos a la hora de pagar. Acercas tu tarjeta o móvil al terminal y listo. Siguiente pantalla, por favor. Sin esperas, sin papeles de por medio, sin chatarra en los bolsillos. Ligero como una pluma. Natural.

Como la música, otro idioma que todos entendemos, rico en gestos que también forman parte de nuestro día a día.

La mano cornuda

Símbolo de fraternidad rockera, devoción compartida y fe en las propiedades curativas del guitarreo, la mano cornuda es un clásico. Al hacerla ondear en los conciertos, conectamos con miles de desconocidos que saben lo que vale un gesto.

Aplausos

El aplauso, otro gesto cotidiano y global, representa el abrazo entre músicos y público. Un idioma de múltiples dialectos con variaciones de tono, intensidad y ritmo. Música, al fin y al cabo.

DJ Scratch

La mano del DJ surfea sobre vinilo. Cada golpe de muñeca tiene un efecto sobre la audiencia. Otro gesto básico convertido en sistema de comunicación y expresión artística.

¿Cuál de estos tres es tu gesto favorito? Participa en nuestro concurso y podrás ganar una entrada VIP doble para el Festival de Benicássim 2015. Tan sólo vota y explica por qué es el que más te gusta.

¡Entra en el concurso!

(Bases legales)