INTERNACIONAL
25/06/2015 11:41 CEST | Actualizado 25/06/2015 11:41 CEST

Obama se encara con una activista hispana transexual que le recrimina las deportaciones sin papeles

El presidente estadounidense, Barack Obama, se encaró hoy con una activista hispana transexual que le recriminó las deportaciones de indocumentados. "Espere un momento. ¿Sabes qué? No... no, no, no no, no... ¡No, no, no!" , le respondió el presidente, cada vez más enfadado, mientras ella seguía increpándole. Con un tono de voz más alto y firme, Obama le dijo: "Eh, escucha, estás en mi casa. No puedes... ¡vamos!"

"Escuche, usted está en mi casa, no es respetuoso", le contestó Obama a la activista en un evento organizado por la Casa Blanca en el mes del Orgullo Homosexual. "No va a tener una buena respuesta interrumpiéndome de esa manera", agregó el mandatario, visiblemente irritado.

"Lo siento, no, no", continuo el presidente. En la sala se escucharon abucheos y se sobreentiendo, por la respuesta del Obama, que le dijeron que debería darle vergüenza. "No, vergüenza debería darle a usted", dijo él.

Mientras otros activistas vitoreaban a Obama, el presidente pidió a su equipo: "¿Podemos acompañar a esta persona afuera? Vamos. Puedes callarte y quedarte o tendremos que echarte". Finalmente Obama pidió que se llevaran a la activista, que fue identificada como Jennicet Gutiérrez, una mujer transexual indocumentada.

De acuerdo con una nota de prensa enviada posteriormente, Gutiérrez se definió como fundadora del grupo FAMILIA TQLM, que defiende los derechos de los inmigrantes homosexuales y transexuales.

No es infrecuente que activistas increpen a Obama por sus incumplidas promesas sobre la reforma migratoria en diversos actos, aunque es poco habitual que la protesta se produzca en un acto en la residencia presidencial. El presidente dijo que no tenía problema con eso, pero "no en la casa", después de comerse sus aperitivos.

Con esa broma quitó tensión a la escena. Alguien le gritó que le quería, y el contestó que él también.