INTERNACIONAL
09/08/2015 19:21 CEST | Actualizado 09/08/2015 19:21 CEST

Argentina vota para elegir los candidatos a las generales

EFE

Los colegios electorales de Argentina están abiertos ya, en pleno rendimiento en las elecciones primarias que elegirán a los candidatos para las generales del 25 de octubre, a las que han sido convocados más de 32 millones de electores.

La lluvia ha retrasado la apertura de algunos centros de votación en Buenos Aires y su área metropolitana, donde también tuvieron que ser reubicadas algunas mesas de votación por las inundaciones registradas en los últimos días.

Los argentinos deciden hoy entre un total de 15 aspirantes a competir por la sucesión de Cristina Fernández en la Jefatura de Estado argentina. Ahora ella no puede presentarse a la reelección, por ley. También elegirán a los candidatos a 24 escaños del Senado, 130 diputados y cientos de cargos provinciales y municipales.

En este cita, los argentinos seleccionarán además, por primera vez, a sus representantes en el Parlamento del Mercosur entre los 19 puestos disponibles por distrito nacional y los 24 por distrito regional.

Los partidos están obligados a pasar este filtro para poder acudir a la cita de otoño. Sólo quienes superen el 1,5% de votos podrán continuar en la carrera electoral.

SCIOLI, FAVORITO

Aunque el objetivo de estas elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) es dirimir qué candidatos de cada fuerza pasa a la siguiente ronda electoral, en la práctica, estos comicios constituyen un test para medir el apoyo real con el que cuentan los partidos a nivel nacional.

La carrera hacia la Casa Rosada está protagonizada por hasta 15 precandidatos de 11 partidos distintos. El kirchnerismo presenta a un único candidato, Daniel Scioli.

El aspirante 'k' representa un giro moderado dentro del oficialismo que, sin embargo, se ha visto matizado por su aspirante a vicepresidente, Carlos Zannini, un hombre muy cercano a la mandataria que encarna la esencia política del 'kirchnerismo'.

Mientras, la oposición está encabezada por el conservador Mauricio Macri, quien concurre por el frente Cambiemos junto a Elisa Carrió (Coalición Cívica) y el radical Ernesto Sanz.

Las urnas cerrarán a las 18.00 hora local (21.00 GMT) y dada la gran cantidad de candidatos se espera una larga jornada electoral, con resultados que podrían retrasarse hasta pasada la medianoche.

EL FIN DE UNA ERA

Al margen de las peleas intestinas, el interés de estas PASO radica en que serán el primer examen electoral al que se someterá un kirchnerismo que por primera vez en más de una década estará liderado --al menos oficialmente-- por alguien ajeno a la familia Kirchner.

Fernández de Kirchner no puede volver a presentarse porque la Constitución permite solamente una reelección consecutiva y, si bien pensó en cambiar la Carta Magna para poder sumar otros cuatro años de mandato, la fuerte crítica opositora la obligó a descartar esta opción.

La otra alternativa para la saga Kirchner era postular a Máximo, el hijo de Néstor y Cristina Kirchner, esgrimiendo sus logros como líder de las juventudes kirchneristas de La Cámpora, pero su escaso tirón popular lo desechó rápidamente.

Así, aunque algunos auguran que los Kirchner seguirán controlando el FpV en la sombra, lo cierto es que para ellos acaba una era política que ha desatado pasiones y que ahora sume al país en la incertidumbre a la espera del surgimiento de nuevos liderazgos en el espectro político argentino.

Y ADEMÁS...

APRENDE A USAR TU DINERO