POLÍTICA
28/09/2015 09:24 CEST | Actualizado 28/09/2015 09:24 CEST

Un sí que es un no

La interpretación de unos resultados electorales siempre tiene numerosas variantes que llevan a las formaciones políticas concurrentes a sacar conclusiones a veces divergentes. Es el caso de los titulares que hoy nos ofrecen los diarios de ámbito nacional, en los que abundan los "noes" y el "sí" aparece sólo en uno de ellos...

"El 'sí' se impone". La Vanguardia juega con la victoria de la lista Junts pel Sí para evitar el 'no' que se impone en el resto de diarios, en especial los de mayor vocación centralista. "Cataluña no se quiere ir" es la conclusión de ABC mientras que El País opta por otra más equilibrada: "Los independentistas ganan las elecciones y pierden su plebiscito".

Sigue leyendo después de la imagen.

Es la "derrota y victoria" que le sirve para titular un editorial en el que considera que "los secesionistas han perdido claramente el plebiscito que ellos mismos desearon".

Pero una cosa son los titulares y otra los análisis, y en la propia Vanguardia, Antoni Puigverd escribe: "Se decía en Madrid que el catalanismo era un tigre de papel que ruge pero no muerde. Ahora sabemos que muerde, pero menos de lo que el tigre creía. Le falta colmillos".

Joaquín Luna, en su columna, estima que es "una victoria poco exportable". "¿Cómo va el mundo a reconocer una secesión sin mayoría de votos y con la CUP, un socio bolivariano?"

Y, precisamente, la prensa internacional constata la victoria de lo que denominan como "separatistas" pero tienen dudas sobre una eventual ruptura con España...

El diario Le Monde se pregunta si "tras la victoria de los independentistas, ¿se dirige Cataluña hacia una secesión?". En esta línea, el corresponsal de Die Welt, Florian Haupt, constata que los "separatistas ganan las elecciones, pero su éxito es incierto", advierte.

En el Wall Street Journal, a falta de un análisis en profundidad, se constata que han ganado los separatistas, pero considera que "no está claro que tengan la mayoría suficiente que les dé un mandato claro para romper con España". Algo que no óbstate, como destaca el Guardian, supone su principal reivindicación.

Pero volvamos a la prensa nacional, donde además de hacer balance de lo sucedido ayer, ya se sacan las primeras conclusiones de cara al futuro inmediato...

Juan Luis Cebrián, presidente del Grupo Prisa, firma una tribuna en El País en la que exige a Rajoy que adelante las elecciones generales: "Parece del todo irresponsable que el presidente del Gobierno quiera apurar hasta las vísperas de Navidades la legislatura", porque "si no se toman medidas que refuercen el compromiso democrático de los españoles, los resultados de estas elecciones pueden ser el anuncio de una crisis global de nuestro sistema político".

En su editorial, La Vanguardia estima que "el conflicto planteado debe ser resuelto desde Madrid y desde Barcelona. Y eso sólo será posible si existe ánimo y voluntad de diálogo y capacidad para la negociación".

Sigue leyendo después de la imagen.

Si no negociar, sí que van a hablar hoy en Nueva York sobre Siria los presidentes de Estados Unidos y Rusia...

Financial Times dedica una página a este encuentro de alta tensión que denomina "la batalla de Siria". El apoyo militar que Rusia está ofreciendo al régimen de Al Assad han hecho saltar todas las alarmas sobre las intenciones de Putin, pero con una guerra civil que está empujando a los refugiados hacia Europa, Washington está presionado para poner fin al conflicto.

No lo tiene fácil, advierte en las mismas páginas Edward Luce, porque un compromiso con Putin podría pasarle factura a Obama en Estados Unidos. El caso es que la postura de sus aliados europeos también está evolucionando, y el Frankfurter Allgemaine asegura que la ministra de Defensa está cortejando a Rusia para frenar el conflicto sirio y que disminuya la llegada de refugiados.

La denominada crisis de los refugiados está minando la popularidad de la canciller Angela Merkel a menos de una semana de la celebración del 25 aniversario de la reunificación...

Die Welt destaca las palabras pronunciadas por el presidente alemán, Joachim Gauck, que vino a reconocer que, pese a lo que Merkel dijo al principio, la capacidad de acogida de Alemania es limitada, al tiempo que alertó del riesgo de fractura.

No lo piensa así Bernardo de Miguel en Cinco Días, que considera que está "más fuerte que nunca" aunque constata que Berlín se resiste a traducir "el éxito económico de Alemania tras la unificación en liderazgo político para avanzar en la integración de Europa".

La Cumbre del Clima de París se aproxima en el calendario y los diarios, especialmente los franceses, comienzan a dedicar amplio espacio al cambio climático...

Es el caso de Libération, que da voz a los que denomina "guerreros de la batalla del Pacífico". Son los habitantes de las pequeñas islas del inmenso océano que reclaman medidas inmediatas contra el cambio climático porque sus poblaciones no pueden esperar más, al ver cómo el territorio de sus países va menguando poco a poco con la subida de las aguas.

Y el tuit de esta mañana es un estudio científico que nos confirma que las apariencias engañan...

La gente con sobrepeso es percibida como "demasiado gorda" como para cometer un crimen. Es la conclusión de un estudio criminológico de una universidad londinense que leemos en el Times.

NUEVOS TIEMPOS