INTERNACIONAL
17/10/2015 12:06 CEST | Actualizado 17/10/2015 12:07 CEST

Tres palestinos más muertos tras perpetrar supuestos intentos de apuñalamiento

Tres nuevos supuestos intentos de apuñalamiento ocurridos este sábado en el plazo de pocos minutos en la ciudad cisjordana de Hebrón y en Jerusalén Este han acabado con la muerte de los tres palestinos señalados por Israel como agresores.

Una de las agresiones se registró en una colonia judía de Jerusalén Este, cuando un sospechoso palestino habría intentado apuñalar a efectivos de seguridad que le dieron el alto para inspeccionarlo, informó la Policía. "Agentes de la Guardia Fronteriza se aproximaron a un individuo árabe en el barrio (judío, territorio ocupado palestino según la ONU) de Armón Hanatziv. El sospechoso sacó un cuchillo e intentó apuñalarlos. Los agentes dispararon y neutralizaron al terrorista", precisó un comunicado inicial de la Policía sobre un suceso en el que dio por "muerto" al autor de los hechos.

Poco antes, un civil israelí, colono, que reside ilegalmente en la ciudad palestina de Hebrón, disparó y mató a un palestino. El Ejército israelí confirmó el suceso y precisó que "un palestino intentó apuñalar a un viandante israelí en Hebrón. El civil respondió disparando hacia el atacante".

Varios testigos presenciales han dicho, sin embargo, a la prensa local que no hubo agresión alguna. En Israel, los colonos tienen permisos del Gobierno para la compra libre de armas semiautomáticas; en el vídeo que abre esta noticia se vea a un judío con kipá empuñando una pistola, tras matar al árabe, rodeado de soldados que acuden a posteriori a la zona.

Un gran número de efectivos israelíes acudieron al lugar del suceso, según el Canal 10 de la televisión israelí, que se registró en las inmediaciones de Kiriat Arbá, uno de los asentamientos más radicales de toda Cisjordania.

La agencia palestina Maan precisó que el fallecido era una adolescente y que el suceso se produjo en la calle Shuhada, principal de la ciudad de Hebrón y controlada por el Ejército israelí. Entre los locales se la conoce como "calle del Apartheid", ya que los pocos palestinos que aún pueden ir por la zona para acceder a sus casas -muchas de ellas tomadas por judíos- están obligados a ir sólo por una acera y tienen vetado el uso de coche, que sí se permite a los israelíes.

Un supuesto tercer intento de apuñalamiento se registró finalmente junto a una base de la guardia fronteriza de Israel también en Hebrón, que resultó con la muerte de una mujer palestina, informó la Policía israelí. "Una terrorista que llegó a una base de la guardia de fronteras trató de apuñalar a una agente que resultó herida leve en el brazo", sostienen. La agente "respondió con rapidez, sacó el arma y disparó y neutralizó a la atacante en el lugar", indica el comunicado.

Amnistía Internacional se ha quejado de lo que califica de "ejecuciones extrajudiciales", ya que los palestinos tiroteados, los atacantes, no han tenido la posibilidad de ser escuchados, prestar declaración y tener un juicio justo.

La espiral de tensión que entra hoy en su 17 jornada y se ha cobrado la vida de siete israelíes y cerca de cuarenta palestinos, al menos 16 de ellos muertos en lo que Israel denuncia como ataques terroristas.

Y ADEMÁS...

ESPACIO ECO