VIRALES
20/12/2017 13:08 CET | Actualizado 20/12/2017 13:08 CET

Esta broma de Pizza Hut llegó tan lejos que acabó en despido

Todo empezó porque una clienta pidió una broma, pero como no le gustó despidieron a la repartidora. En redes ahora piden justicia para ella.

Una empleada de Pizza Hut de Stafford, Virginia (EE UU), ha sido despedida a raíz de una petición especial de una clienta.

La usuaria, cuyo nombre se desconoce, contó que sus dos hijos, de 12 y 15 años, pidieron que la caja de la pizza llegara con una broma por escrito cuando hicieron el pedido online, según informa el periódico de Washington WJLA.

Pero resulta que la broma se pasó de picante...

"¿Qué tienen en común un repartidor de pizza y un ginecólogo?"

El WJLA no quiso repetir la respuesta por considerarla "demasiado vulgar", pero un reportero compartió la imagen de la caja de la pizza en Twitter:

Y la respuesta era: "Ambos tienen que olerlo, pero ninguno de ellos se lo come".

El enfado de la clienta fue considerable. "Es una broma inapropiada. Hay un momento y un lugar para todo, pero no se encuentran en mi pizza", contó la mujer al periódico. "Es una lección aprendida".

La trabajadora llamó para disculparse, y la clienta afirmó que esperaba que no la despidieran.

Y, sin embargo, la repartidora perdió su trabajo.

No todo el mundo está de acuerdo con la decisión de la cadena de pizzas. Varias personas han recurrido ​​a la página de Facebook del restaurante para pedir #JusticeForPizzaGirl [Justicia para la chica de la pizza].

"Qué vergüenza que Pizza Hut despida a alguien por hacer algo que pidió el cliente", dice uno de los comentarios. "La clienta no especificó qué tipo de broma quería. Además, debería dejar que la repartidora hiciera su trabajo. Si quieren una broma, que se vayan a ver unos monólogos mientras se comen su pizza. La chica repartidora no hizo nada mal. En este caso, los clientes deben tener cuidado con lo que piden. Se han pasado con lo de despedir a un empleado por eso", opinaba otro.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' EEUU y ha sido traducido del inglés.

ESPACIO ECO