NOTICIAS
24/02/2018 09:43 CET | Actualizado 26/02/2018 13:49 CET

"En España mucha gente se queja, pero luego no hace nada"

El ejecutivo holandés Vincent R. Werner escribe un libro sobre los defectos y carencias de los españoles.

Vincent R. Werner.
Autor del libro
Vincent R. Werner.

"El mundo necesita saber lo que está pasando realmente en España". Es una de las primeras frases que puede leerse en la web promocional del libro It is not what it is('No es lo que hay'), escrito por el holandés Vincent R. Werner. Este ejecutivo lleva algo más de 17 años instalado en Barcelona, adonde llegó por amor. Gran parte de ese tiempo lo ha pasado tomando notas sobre los problemas y defectos de España y los españoles, y ha llegado a la conclusión de que tenemos siete grandes carencias:

Nos falta ética en comparación con el resto de Europa. Adolecemos de cultura financiera. No asumimos responsabilidades y no somos autocríticos. Estamos desinformados. Nos cuesta emprender. En lugar de planear a largo plazo, decidimos sobre la marcha. Y nuestras instituciones funcionan mal.

Werner ha explicado a El HuffPost que las críticas que reúne en su libro (de momento está disponible en inglés) no parten de un odio a España, sino de la voluntad de luchar por una sociedad mejor y combatir contra el mantra "es lo que hay" que tanto ha escuchado y que cree que lleva a los españoles a sumirse en el conformismo.

P. ¿De dónde surge la idea para escribir este libro?

R. Estaba trabajando en un proyecto en el que no podía avanzar porque no podía localizar a la gente. Había tenido reuniones con ellos en las que me prometieron cosas y después no supe nada de ellos. Fue imposible trabajar. Entonces empecé a tomar notas que con los años se han acumulado. También leía cosas similares a lo que apuntaba en la prensa. Todas esas cosas están definidas en las siete carencias.

P. Cuentas que llegaste a España porque tenías una pareja española, pero lo acabasteis dejando. ¿Terminó vuestra relación porque tu novia tenía alguno de los defectos y carencias que cuentas?

R. No, que va. Lamentablemente, se murió mi padre y eso tuvo sus efectos en la relación. Pero no es por nada de las carencias que menciono en el libro. Me gustaría añadir que tengo un montón de amigos aquí en Barcelona, pero también en otras partes de España como el País Vasco o Andalucía. Todo el mundo me ve como el guiri, el listillo que está criticando al país. Pero seamos sinceros: el país no va bien. Cuando voy a un bar con mis amigos o me siento en una terraza para tomar una cerveza hablamos de ello, e incluso hay gente al lado que se mete en la conversación. Por eso me sorprende que, de repente, por haber escrito un libro, soy un rebelde, un enfant terrible, el malo. Pero este libro está escrito para todos y por todos, porque aborda los problemas que tenemos en la sociedad española.

P. El título de su libro, It is what it is, hace referencia a la expresión "es lo que hay" que, según señalas, refleja el conformismo de los españoles, un rasgo que acaba provocando mediocridad. ¿Crees que España es un país en el que reina la mediocridad?

R. (Resopla) Es complicado el tema. Cada país tiene sus cosas bonitas y sus cosas malas, pero de lo que mucha gente no se da cuenta es de que muchas cosas que se están mejorando ahora mismo en nuestra sociedad vienen de la Unión Europea. Estamos todos utilizando una red de internet fantástica, financiada con fondos de Bruselas. El 40% de las carreteras de este país están construidas con dinero europeo. El problema es que desde hace 17 años escucho el lema hay que cambiar el chip, pero nadie se da cuenta de qué significa esto realmente. En mi humilde opinión... bueno, igual no tan humilde, hay que cambiar el chip anticuado por el chip europeo. Ahora mismo estamos en la UE y hay que ponerse las pilas.

AOL

P. ¿Crees que España representa un peligro para la estabilidad de la UE?

R. Puf... Si no recuerdo mal, los test de estrés a la banca fueron en el año 2009. Los bancos europeos tenían que pasar unas pruebas. En los medios españolas se leían titulares sobre "nuestro sistema bancario es el mejor, el más fuerte"... Hubo siete entidades que no pasaron las pruebas, y cinco de ellas fueron españolas. Al final hubo un rescate de 100.000 millones de euros. E incluso se dijo que no fue un rescate, se inventaron otras palabras, otras excusas. No deberíamos buscar siempre la excusa. La gente es muy poco autocrítica.

P. Tu libro está centrado en los defectos de los españoles. ¿Tenemos alguna virtud que destacarías?

R. Sois encantadores, abiertos, sociables y os encanta divertiros. Lo que os falta es una distinción entre la vida laboral y la vida personal. Entre la amistad y una relación de trabajo. Esta línea es casi invisible.

P. ¿De dónde has extraído los datos que mencionas en tu libro?

R. Es curioso, porque casi todos los datos vienen de la prensa española. Esta mañana estaba en una entrevista en la radio y había alguien que quería corregir un dato. Pues adelante, lo he sacado de vuestros periódicos. Pero el libro se trata de mi opinión. Yo estoy luchando por nosotros, por nuestros derechos, por las 40.000 personas que hay sin techo en España.

P. Hace unas semanas el diario británico The Timespublicó un artículo, titulado How to be Spanish(Cómo ser español) en el que se aseguraba que los españoles somos groseros, maleducados e impuntuales... ¿Estás de acuerdo con él?

R. Gente grosera hay por todas partes. En Holanda y en Inglaterra, también. Pero que la gente es muy, muy poco puntual sí lo he visto. Igual hay una reunión muy importante con 15 personas y alguien llega tarde diciendo "lo siento mucho, había mucho tráfico" o "es que tenía que coger una llamada importante". No son excusas que se puedan utilizar si hay 15 personas esperando, es una falta de respeto. Lo que sí es curioso es que, cuando hay un partido de fútbol todo el mundo llega a tiempo. Igual es una cuestión de prioridades. Igual la reunión no es tan importante para nosotros como el partido de fútbol.

P. ¿Cuál crees que es el motivo que está en el origen de todas las carencias de las que hablas en tu libro?

R. Hay gente que dice que en España hace mucho calor y que esto hace que la gente esté menos activa.... pero en California, en Silicon Valley, también hay mucho calor, y la gente es ultraproductiva. ¿Entonces dónde está el problema? Creo que está en la mentalidad. Lo que voy a decir no es por criticar, pero en muchos campos hay un retraso. Por ejemplo, hay 130 años de diferencia entre la democracia holandesa y la española que no se pueden saltar en unas décadas. Es lógico que el sistema político no funcione como debería funcionar. Pero es que no hay nadie, y apunto a Bruselas, nadie que haga nada al respecto. Sigue llegando dinero de Bruselas y se sigue gastando, pero a la gente que más lo necesita no le llega. En 2009 Caja Madrid gastó casi 80 millones de euros en Cristiano Ronaldo y Kaká. Esta misma entidad, ya no daba crédito a las familias y mucha gente perdió su casa. Son cosas que me molestan, que casi duelen. Porque yo conozco a gente que ha perdido su piso.

AOL

P. ¿Estos problemas que describes, se dan en toda España por igual, o cuando has estado en algunas regiones no los has percibido tanto?

R. He viajado bastante por toda España. Temas como la corrupción, el funcionamiento de las instituciones o la impuntualidad los he visto por todas partes. No estoy diciendo que he estado en cada pueblo, pero sí he viajado mucho.

P. ¿Qué conclusión quieres provocar en los lectores de tu libro?

R. Que tienes que luchar por cambiar lo que no te gusta. Hay mucha gente que se queja con sus amigos en el bar, pero luego al final no hace nada. Se encogen de hombros y dicen: "Es lo que hay". Por ejemplo, si hay una manifestación que está en línea con tus ideas, hay que participar. No vale irse a tomar cervezas.

P. ¿Odias España?

R. No (ríe). La amo. Más que nada por la gente, el tiempo, la calidad de vida, la comida, los vinos. Formar parte de esta sociedad tiene su encanto. Yo estoy muy a gusto, la verdad. No soy una persona frustrada que quiere venganza. Si no, no estaría aquí.

BALLANTINE'S PARA EL HUFFPOST