INTERNACIONAL
04/04/2018 02:51 CEST | Actualizado 04/04/2018 02:53 CEST

EEUU publica una lista de 1.300 productos chinos a los que impondrá aranceles

Tendrá un impacto de unos 50.000 millones de dólares en el comercio exterior de China.

EFE

La guerra comercial que ha iniciado Donald Trump continúa. Este martes, China ha impuesto aranceles a 128 productos estadounidenses y Estados Unidos ya ha contraatacado.

La Oficina del Representante de Comercio Exterior de EEUU (USTR, por sus siglas en inglés) ha publicado un listado de 1.300 productos chinos a los que planea imponer aranceles, como respuesta a las prácticas comerciales "desleales" de Pekín.

La imposición de estos gravámenes proteccionistas tendrá un impacto de aproximadamente 50.000 millones de dólares en el comercio exterior chino, según el comunicado de la oficina comercial.

La lista incluye aparatos de tecnología punta de las industrias aeroespacial y robótica y está ahora sujeta a un periodo de comentarios públicos de 30 días antes de que las tarifas entren en vigor.

"El listado de productos propuesto se basa en un extenso análisis económico y se destinará a productos que se benefician de los planes industriales de China, al tiempo que minimiza el impacto en la economía de los EEUU", ha señalado la USTR.

Después del proceso de recomendaciones, la oficina liderada por el jefe de Comercio Exterior, Robert Lighthizer, emitirá una decisión final sobre los productos que enfrentarán estas medidas.

10.000 millones menos de impacto de lo esperado

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció en marzo que impondría aranceles sobre hasta 60.000 millones de dólares en importaciones chinas, aunque según lo informado por la USTR, finalmente el volumen afectado será de 50.000 millones.

EEUU ha decidido imponer esos aranceles porque, según denuncia, las políticas de Pekín obligan a las empresas estadounidenses a transferir tecnología y propiedad intelectual a empresas chinas.

Además, EEUU inició a finales de marzo un proceso de consultas con China en la Organización Mundial de Comercio para afrontar sus "prácticas discriminatorias a la hora de otorgar licencias tecnológicas".

"Si Estados Unidos y China no pueden llegar a una solución mediante consultas, los EEUU pueden solicitar el establecimiento de un panel de solución de diferencias de la OMC para revisar el asunto", ha apuntado la USTR en la nota.

Estos aranceles, que se suman a los anunciados por Trump hace varias semanas a las importaciones de acero y aluminio, suponen la medida más dura que su Gobierno ha impuesto a China. En la guerra comercial iniciada le toca el turno al gigante asiático, que es el segundo socio comercial de EEUU.

EL HUFFPOST PARA HONEST