TENDENCIAS
18/04/2018 16:47 CEST | Actualizado 18/04/2018 17:05 CEST

Nuevos materiales revolucionarios para crear envases más sostenibles

Ante la necesidad de proteger el medioambiente, comienzan a aparecer envases con un mínimo impacto en el entorno natural.

El plástico supuso una verdadera revolución cuando comenzó a popularizarse allá por los sesenta del pasado siglo en Estados Unidos. "¿Para qué utilizar y limpiar un plato si podemos tirarlo?", debieron pensar por aquel entonces en muchos hogares.

Pero la realidad es que su uso se nos ha escapado de las manos. Millones de toneladas de plástico contaminan nuestros mares, degradan nuestro ecosistema y ponen es peligro de extinción valiosas especies. La actividad de la industria genera millones de toneladas de este material al año y algunas, como la textil, suponen un problema todavía mayor ya que no llega a ponerlo a disposición del consumidor. En esta industria el 74% del volumen de producción acaba en vertederos o incinerado.

Algunas empresas y consumidores ya hacen uso de otro tipo de materiales como plásticos reciclados o nuevos componentes biodegradables, aunque todavía no está muy claro que sea efectivo y fiable, por lo que se continúan haciendo estudios sobre su funcionalidad

En el laboratorio de Economía Circular de Ecoembes, inaugurado hace casi un año en Logroño, llevan tiempo investigando y desarrollando los envases del futuro: sostenibles y con un mínimo impacto en el medioambiente.

Hace unas semanas, la marca británica de cosmética natural Lush apadrinó unas jornadas intenacionales con el fin de dar a conocer algunas iniciativas que parecen ser ya una realidad:

Paquetes de corcho sostenible

A post shared by LushSpain (@lushspain) on

El colectivo portugués Eco Interventions se dedica a utilizar el corcho de forma sostenible para reemplazar materiales como el aluminio o el plástico. Este grupo trabaja en una antigua fábrica abandonada a la que han dado una nueva vida, además de crear puestos de trabajo y revitalizar esta zona del sur de Portugal. Actualmente colaboran con la firma de cosmética Lush para crear unas cajas redondas para los champús sólidos de la marca. Por ahora no están a la venta, pero han tenido buena acogida en los eventos en lo que se han presentado y podrían abrir el camino a la fabricación con estos materiales.

Papel hecho a partir de fibras de plátano

PA Images via Getty Images

Una persona consume alrededor de 12 kilos de plátanos al año, según datos de 2013, lo que supone una enorme cantidad de desperdicio al que no se suele dar uso alguno. Sin embargo, la fibra tanto de la planta como de la piel del plátano tiene muchas propiedades que la convierten en el material perfecto para crear productos como papel o incluso distintos tejidos.

Es ligera, resistente al agua y al fuego, además de biodegradable. La posibilidad de conseguir una textura lo suficientemente gruesa para un papel de regalo o fina para un pañuelo, ha abierto numerosas posibilidades. Tanto que también se está experimentando mezclar la fibra de plátano con papel reciclado para obtener una mayor variedad y satisfacer a los consumidores que se animen a probar este material.

Pañuelos de algodón

¿Harto de envolver tus regalos de la misma forma? Los pañuelos de algodón son una manera original y sostenible de personalizarlos y cuidar el medioambiente al mismo tiempo. Algunos portales como EcoBags también innovan con bolsas de algodón reciclado de diferentes tamaños y formas para adaptarlas a distintas necesidades. Además, se pueden customizar y darles un toque diferente.

Lush ha hecho de sus pañuelos knot wraps uno de sus artículos más conocidos gracias a su colorido y sus múltiples posibilidades para volver a reutilizar. Algunos de ellos son muy especiales ya que el algodón orgánico que utilizan proviene de una zona cercana a la central de Fukushima. El cultivo ha servido para intentar revitalizar la zona tras el desastre y dar una posibilidad de trabajo a sus habitantes.

NOTICIA PATROCINADA