POLÍTICA
24/04/2018 13:21 CEST | Actualizado 24/04/2018 13:24 CEST

El Consejo de Europa ve "fuertes sospechas" de que un senador del PP participó en "actividades corruptas"

El parlamentario lo niega y estudia acciones legales.

Pedro Agramunt
EFE
Pedro Agramunt

La comisión independiente que investiga supuestos casos de corrupción en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) ha señalado en un informe que tiene "fuertes sospechas" de que el expresidente de la Asamblea, el senador del PP Pedro Agramunt, fue partícipe de "actividad de naturaleza corrupta".

El informe se retrotrae a la misma elección de Agramunt como presidente de la Asamblea, en la que apunta a que Azerbaiyán "desempeñó un papel", "incluso con financiación", y que su campaña fue dirigida por Muslum Mammadov, quien fue lobista para Bakú.

Asimismo, la comisión independiente asegura que existen numerosos ejemplos que indican que el senador 'popular' defendió los intereses azeríes a la hora de tomar decisiones en la Asamblea.

Además, "existen pruebas", apunta el informe, de que Agramunt intervino borradores de informes del secretariado de la Asamblea para minimizar las críticas hacia las autoridades azeríes y está también probado que actuó contra el código de conducta al desvelar un borrador al representante de Azerbaiyán en la Asamblea, Samad Seyidov, del que recibió "instrucciones" con respecto al informe.

Un informe sobre prisioneros políticos en Azerbaiyán

Este documento que desgrana en más 200 páginas distintos casos de malas prácticas en el seno del Consejo de Europa, pone de manifiesto que Agramunt estuvo en contacto con Mammadov y con el que fuera presidente del Grupo Popular en la APCE, Luca Volonté, para minar un informe sobre la situación política de los prisioneros políticos en Azerbaiyán.

Así, la investigación concluye que Agramunt "quebró el principio de neutralidad, imparcialidad y objetividad" que van aparejados al código de conducta para misiones de observación de la APCE y del código del comité de seguimiento.

Por otro lado, apunta a que el diputado de PDeCAT, Jordi Xuclà, y el exdiputado del PP y actual secretario de Estado de Defensa, Agustín Conde, también infringieron el código de conducta para observadores internacionales en las elecciones parlamentarias de 2015 en Azerbaiyán.

Agramunt dice que es falso y estudia medidas legales

Agramunt asegura que el informe que le involucra en actividades corruptas está basado en "falsedades", por lo que estudia la posibilidad de emprender acciones legales para proteger su honor.

En un comunicado enviado a Efe, Agramunt se queja: "El relato y las conclusiones del informe suponen el mayor ataque a los derechos civiles de cualquier individuo en un Estado de derecho, proveniente de personas que se suponen son los que han de defender los derechos humanos".

Carga contra el contenido del informe, porque "traspasa todos los límites del Estado de Derecho y los estándares mínimos de la democracia" y "se acusa, se juzga, se condena y se ejecuta, sin iniciarse procedimiento contradictorio alguno".

El senador valenciano del PP muestra su "satisfacción", porque la "caza de brujas" de "algunos miembros del secretariado, de algunos parlamentarios y de algunas organizaciones con una agenda política muy clara hacia mi persona, no han conseguido demostrar nada".

A su parecer, el informe está lleno de "manipulaciones, fábulas y rumores interesados, basados en testimonios en su mayor parte anónimos y contradictorios".

ESPACIO ECO