POLÍTICA
27/05/2018 20:28 CEST | Actualizado 27/05/2018 22:05 CEST

Guerra de banderas en las playas de Cataluña

Incidentes en la playa de Mataró con un hombre que quiso quitar las cruces amarillas.

Los convocantes del acto en apoyo a los políticos presos en la playa de Mataró han dado por acabada su protesta este mediodía tras recorrer el centro del municipio, en grupos de una decena de personas, blandiendo cruces amarillas de madera.

La acción reivindicativa se ha iniciado a primera hora de la mañana, con un despliegue de un centenar de bufandas amarillas en forma de cruz sobre la playa de Mataró, con lo que los convocantes han logrado burlar la prohibición de plantar cruces frente al mar, ya que requiere una autorización previa.

Durante la acción se ha vivido algún momento de tensión, cuando un hombre contrario a la protesta ha intentado retirar las cruces hechas con las bufandas, aunque finalmente los Mossos d'Esquadra han intervenido y lo han alejado del lugar, sin incidentes.

REUTERS

Hacia las 12:30 horas, la policía catalana ha retirado el dispositivo de vigilancia montado para evitar incidentes, una vez los propios manifestantes han recogido los símbolos amarillos desplegados en la playa.

Posteriormente, los manifestantes han recorrido el centro de Mataró, en grupos de una decena de personas cada uno, enarbolando cruces amarillas de madera ante los principales edificios del municipio, entre ellos la sede del Ayuntamiento.

Tras el recorrido, los distintos grupos se han congregado en una de las rotondas de la población, donde un centenar de personas han cantado el himno de 'Els Segadors'.

Banderas de España en Barcelona

Decenas de manifestantes que participaban en la marcha por la unidad de España convocada hoy en Barcelona han finalizado la protesta desplegando un centenar de toallas con la bandera española en la playa Sant Sebastià de la capital catalana.

La manifestación, convocada por organizaciones como Coordinadora de Tabarnia o Somatemps y la ultra Democracia Nacional, ha reunido a cerca de un millar de personas por las calles de Barcelona, que han marchado con pancartas como "El nacionalismo es supremacismo" o "Stop hispanofobia".

Una vez desconvocada la marcha, un grupo de manifestantes se ha dirigido hacia la playa de Sant Sebastià, situada en el barrio de la Barceloneta, donde han repartido unas 300 toallas con la bandera de España y las han desplegado sobre la arena.

Los manifestantes han querido responder así a la acción de apoyo a los líderes independentistas presos que se ha llevado a cabo esta mañana en la playa de Mataró.

NOTICIA PATROCINADA