POLÍTICA
02/06/2018 12:45 CEST | Actualizado 02/06/2018 15:49 CEST

Toma posesión el nuevo Govern y pone fin al 155 en Cataluña

Mensaje de Quim Torra a Pedro Sánchez: "Hablemos, tomemos riesgos usted y nosotros".

Los consellers del nuevo Govern de Quim Torra han prometido este sábado su cargo en un acto en el Palau de la Generalitat cargado de simbolismo y reivindicación de los "presos y exiliados" del anterior gobierno, cesado en aplicación del artículo 155 de la Constitución, que deja de aplicarse automáticamente tras la toma de posesión del nuevo Ejecutivo autonómico.

La ceremonia, presidida por Torra, se ha iniciado alrededor de las 11:30 horas en el Saló Sant Jordi del Palau de la Generalitat, con un homenaje a los "presos y exiliados" soberanistas, cuyos familiares presentes en la sala han sido recibidos con un largo aplauso y gritos de "libertad".

Los consellers responden con un "sí, lo prometo" a la pregunta de Torra: "¿Promete cumplir fielmente de acuerdo con la ley las obligaciones del cargo que asumís al servicio de Cataluña y con lealtad al presidente de la Generalitat de Cataluña?".

Al final del acto, Quim Torra ha enviado un mensaje al nuevo presidente del Gobierno: "Señor Sánchez, hablemos, sentémonos a hablar. Razonemos, tomemos riesgos usted y nosotros. Sentémonos en la misma mesa y negociemos de Gobierno a Gobierno".

"Cumplir el mandato del 1-O"

Después ha asegurado que el objetivo de su Ejecutivo será cumplir con "el mandato del 1 de octubre", es decir, avanzar hacia una Cataluña que sea Estado independiente en forma de República.

Ha defendido que trabajará para recuperar las leyes y medidas sociales suspendidas por el Constitucional a instancias del Gobierno central, y lo hará porque "la república debe ser una garantía de derechos para todos, una herramienta de transformación para lograr el objetivo prioritario de garantizar los derechos sociales".

Este plan para resarcir las leyes catalanas se complementará con otro para reparar los efectos de la intervención de la autonomía catalana durante 218 días: "Hoy se acaba el 155, sin euforia, porque estamos muy lejos de donde querríamos estar".

"Pondremos en marcha un plan de actuaciones para revertir las decisiones tomadas durante el periodo de suspensión de la democracia en Cataluña", ha dicho.

Y ha aprovechado su alusión al 155 para agradecer la labor "abnegada y constante" que han llevado a cabo los trabajadores públicos durante todo este tiempo de intervención por parte del Gobierno central.

República de "todos"

También ha señalado que "la república será la casa de todos y donde todos podrán sentirse en casa", y se ha comprometido a trabajar por el bienestar de los 7,5 millones de catalanes desde el republicanismo.

"Hemos de avanzar a paso constante, sereno y sonriente, pero siempre constante y sin dar ni un paso atrás", ha avisado tras haber reivindicado el mandato del 1-O.

Y ha citado a la fallecido escritora Montserrat Abelló para dirigirse a los asistentes y al conjunto de catalanes: "Estemos orgullosos de nuestro tiempo y no lo malversemos".

"Tenemos un mandato republicano y democrático que hemos de cumplir. Pongámonos manos a la obra", ha añadido aludiendo especialmente a sus consellers y antes de concluir su discurso con un "Viva Cataluña libre".

EL HUFFPOST CON NETFLIX