INTERNACIONAL
20/07/2018 11:38 CEST | Actualizado 20/07/2018 11:40 CEST

Ocho años de prisión para la expresidenta surcoreana Park por apropiarse de fondos del espionaje

La antigua mandataria ya está cumpliendo una pena de 24 años de cárcel por cargos de corrupción y abuso de poder, junto a su confidente.

Kim Hong-Ji / Reuters
Park Geun-hye, llegando a la corte el pasado agosto, escoltada por la policía.

Un tribunal de Seúl ha condenado a ocho años de prisión a la expresidenta surcoreana Park Geun Hye por apropiarse de fondos asignados al servicio de Inteligencia y por interferir en procesos electorales durante su mandato presidencial, ha informado la agencia de noticias local Yonhap.

En una vista difundida en directo por las televisiones, el Tribunal del Distrito Central de Seúl ha declarado culpable a la exmandataria, que ya está cumpliendo una pena de 24 años de cárcel por cargos de corrupción en el marco del escándalo por su confidente, que provocó que el Parlamento le destituyera como presidenta.

El tribunal también ha ordenado a Park el pago de una multa de 3.300 millones de wons, unos 2,49 millones de euros. Los fiscales del caso habían solicitado quince años de prisión para la exmandataria de Corea del Sur. Park no ha asistido a la vista celebrada este viernes porque se niega a comparecer en un proceso que ha criticado por considerarlo "motivado políticamente".

En enero de 2018, los fiscales imputaron a Park por cargos que incluyen el soborno, la malversación y la pérdida de fondos estatales por haber aceptado ilegalmente 3.500 millones de wons, unos 2,65 millones de euros procedentes del Servicio Nacional de Inteligencia (NIS) entre mayo de 2013 y septiembre de 2016.

Interfirió en las elecciones de su partido

La expresidenta también fue imputada por interferir en las elecciones internas de su partido, Saenuri, para decidir los candidatos que participarían en las elecciones legislativas de 2016. Este viernes, sin embargo, el tribunal le ha absuelto de los cargos de soborno por considerar que los fondos recibidos del Servicio de Inteligencia no fueron por el pago de ningún favor.

El tribunal ha admitido que se convirtió en una práctica habitual que la agencia de espionaje proporcionara fondos a la Presidencia surcoreana para sus propias arcas, desde el conocido como fondo de actividades especiales no rastreables.

Park está acusada de gastar parte de los fondos para temas privados, como el pago de facturas de teléfonos secretos que usaba para comunicarse con Choi Soon Sil y de los costes de mantenimiento de su vivienda en Seúl y de sus tratamientos médicos.

El fallo de este viernes va en la línea de la sentencia de la semana pasada en otro proceso contra tres antiguos asesores de Park, que fueron imputados por su implicación en un caso de sobornos del servicio de Inteligencia.

QUERRÁS VER ESTO

Multitudinaria protesta en Seúl contra la presidenta.