VIRALES
03/09/2018 07:27 CEST | Actualizado 03/09/2018 19:33 CEST

Siete cosas que puedes hacer para aliviar los síntomas de migraña

No, no es lo mismo que un simple dolor de cabeza.

Getty Images

Las migrañas son un gran misterio. Desafortunadamente para cualquiera que las sufra, no existe una causa conocida ni una cura para estos males, de los que sí que se sabe que son mucho más fuertes que un dolor de cabeza por tensión.

Son dolorosas y desagradables, pueden causar náuseas y vómitos, mareos y problemas temporales de visión como ver luces intermitentes o puntos ciegos. Algunas personas también experimentan hormigueo. Según el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS), una migraña suele durar entre cuatro horas y tres días, aunque quienes las padecen pueden sentirse cansados incluso durante una semana tras el ataque.

Para hacerlo todo más llevadero, enla edición de Reino Unido del HuffPost hanreunido los mejores trucos para evitar una migraña o aliviar los dolores que provoca.

Conoce los factores que las desencadenan

La mejor forma de evitar una migraña es conocer sus desencadenantes y esquivarlos como mejor puedas. Tomar mucho café, beber alcohol, no comer suficiente, o comer demasiado queso y chocolate (😞) son algunos de los desencadenantes más comunes. Los patrones de rayas, luces brillantes y colores discordantes también pueden desalentar a algunas personas. Escribe un diario si no estás seguro de qué podría estar causándote las migrañas. Y si te preocupa que sus síntomas puedan ser un signo de algo más grave, busca ayuda médica.

Evita el estrés

El estrés también es un gran desencadenante. Los masajes pueden ser una buena forma de aliviar la tensión muscular que puede causar los ataques. Por otro lado, los ejercicios de respiración son una alternativa más económica para ayudarte a relajarte. Otro de los consejos de los expertos, como apunta en un blog del HuffPost UK el Dr. Seth Rankin, es pasar 10 minutos inhalando y exhalando lenta y profundamente para relajarse.

Detecta los primeros síntomas

Según el NHS, hay tres etapas principales en un ataque de migraña que comienza con la fase "prodrómica" anterior a los dolores. Esta incluye cambios en el estado de ánimo, en los niveles de energía, en el comportamiento y en el apetito. En la segunda etapa se experimenta un aura, generalmente con problemas visuales que pueden durar hasta una hora. La siguiente es la del dolor de cabeza, que generalmente comienza con un dolor punzante en un lado y va acompañado de náuseas, vómitos y sensibilidad "extrema" al sonido y las luces.

Encuentra un espacio oscuro

Las luces brillantes y el ruido pueden causar mucho dolor durante un ataque de migraña, por lo que muchas personas eligen acostarse en una habitación silenciosa y oscura para aliviar los síntomas. Y si puedes dormir un poco, hazlo.

Tomar calmantes

Obviamente debes consultar a tu médico antes de tomar cualquier medicamento, pero tomar calmantes como el paracetamol y el ibuprofeno puede ayudar a aliviar el dolor. Suelen ser más efectivos si los tomas cuando aparecen los primeros síntomas de un ataque de migraña. Si no funciona, consulta a tu médico sobre los tratamientos específicos.

Considera la acupuntura

La acupuntura consiste en colocar pequeñas agujas en la piel alrededor del cuerpo y sus orígenes se remontan a la antigua medicina china. El National Migraine Trustsugiere que la acupuntura puede ser efectiva en el tratamiento de la migraña.

Explora métodos alternativos para el dolor

No se sabe con exactitud hasta qué punto es efectivo, pero muchas personas aseguran que un piercing en el cartílago más interno del oído ayuda a aliviar el dolor. Explican que funciona de la misma manera que la acupuntura, apuntando a los puntos de presión en la superficie del cuerpo para aliviar el malestar. Otros afirman que el botox, vitaminas y diademas para la presión también funcionan. Un estudio de 2016 indicó que un alto porcentaje de niños y adultos jóvenes que sufren migrañas tienen niveles deficientes en vitamina D, riboflavina (vitamina B2) y coenzima Q10.

Este artículo fue publicado originalmente en HuffPost UK.