VIRALES
13/09/2018 18:38 CEST | Actualizado 13/09/2018 19:14 CEST

Un científico del CSIC denuncia que una pediatra de la sanidad pública recetó homeopatía a su hijo

Carlos Briones lo ha explicado a través de su cuenta de Twitter.

Indignante lo que le ocurrió al científico del CSIC Carlos Briones al acudir con su hijo de 11 años a urgencias de un centro de salud público del noreste de Madrid.

"Algo muy cabreante" que Briones resume con tres palabras clave: "sanidad pública, urgencias pediátricas y homeopatía".

Porque, efectivamente, lo que denuncia este científico es que, cuando acudió a urgencias con su hijo, que tenía 39 de fiebre, placas "visibles" en la garganta y "un fuerte dolor al tragar", la pediatra le recetó homeopatía.

Según ha explicado en su cuenta de Twitter, la pediatra, "al tocarle la frente, sin tomarle la temperatura con termómetro, afirma: 'sí está caliente, pero es bueno que tenga fiebre para que lo saque todo'". "Así, como lo oís", indica Briones.

El científico afirma que, tras mandarle abrir la boca y no mirarle la garganta "ni con palito ni sin él", la médico dijo: "puede ser vírico". "Así que dice que se le podría hacer un frotis la tarde siguiente", agrega Briones, quien se pregunta "qué médica es esta".

Pero "lo peor" fue cuando la pediatra le recomendó que comprara unas pastillas para "chupar" llamadas Homeogene. "O sea, homeopatía. En un caso como este. Con un niño. La dosis, muy clara: "puede tomarse una, bueno o más... hasta cinco al día"".

Según Briones, la pediatra les dijo que podían comprar estas pastillas en una Farmacia de una calle muy concreta cercana al centro de salud. "¿Sospechoso? Nooo", ironiza el científico, quien concluye que "afortunadamente, la sanidad pública está llena de auténticos profesionales" y que "otra pediatra" le diagnosticó lo que tenía: una infección bacteriana severa para la que le pautó antibióticos.

También ha explicado que puso una reclamación ante la Gerencia Asistencial de Atención Primaria de la Consejería de Salud de Madrid.

"Lo escribo muy a mi pesar", ha concluido Briones, quien se define como "un firme defensor de la sanidad pública". "Pero esto es una vergüenza", ha agregado el científico, que espera que su reclamación "tenga algún efecto" y se "tomen medidas frente a esta homeópata oculta tras una bata blanca de médico".