NOTICIAS
21/09/2018 11:39 CEST | Actualizado 21/09/2018 11:47 CEST

El vídeo del Salón Erótico de Barcelona que carga contra los jueces de La Manada

Critica a una sociedad que ha dejado el aprendizaje del sexo en manos de un "porno machista".

En una sociedad que saca un 8 de marzo a millones de mujeres a la calle, que clama contra sentencias como la de La Manada, que se suma en masa al #MeToo, ya nada es igual. Nada es nada, ninguna realidad se ve fuera del debate si no soporta un examen mínimo de igualdad. Eso llega, incluso, al porno. Por eso el Salón Erótico de Barcelona de este año se ha subido a esta ola imparable con una campaña que se centra en algo esencial: la falta de educación sexual y efectiva que lleva a actitudes violentas, de sometimiento y desprecio hacia las mujeres.

Como se explica en el vídeo promocional del salón -un evento que tendrá lugar del 4 al 7 de octubre en el Pabellón Olímpico del Valle de Hebrón de Barcelona-, ni las clases del cole ni las charlas paternas son las que hacen más mella a la hora de asimilar cómo es o debe ser el sexo, sino que la pornografía es el gran referente de la generación actual. Y refleja actitudes claramente machistas que, luego, se reproducen en la calle. Y tú, "¿Cómo aprendiste a follar?", arranca el vídeo.

En el Salón Erótico han creído que ya iba siendo hora de tomar cartas en el asunto. Como punto de encuentro de la industria, quieren liderar un cambio en el sector. Un cambio real para hacerlo más responsable y más igualitario, que comienza mostrando en la cita de este año lo que hacen las mujeres, desde múltiples facetas creativas, con su tono, sus apuestas, su mirada.

"Porno machista"

En el vídeo hace una crítica a la sociedad por la ausencia de educación sexual y cómo se ha dejado el aprendizaje del sexo en manos de un "porno machista", donde las mujeres son cosificadas, puros objetos, y apela a un cambio necesario que evite actos (y sentencias) como las de La Manada y minutos de silencio por sus víctimas.

La protagonista del vídeo es la actriz y directora del salón, Silvia Rubí, que va paseando por distintos escenarios, mostrando esas debilidades del género, desde las imágenes pixeladas de los canales de pago al porno en móviles. Siempre es el mismo discurso de dominación. "De ellos has aprendido cómo, cuando y por dónde meterla. En una sociedad sin educación sexual, el porno es tu libro de instrucciones", resume.

Pero lo aprendido no es lo que debe ser. Lleva aparejados comportamientos que anulan a la mujer, la dominan. "También has aprendido que alguien con este escote—dice señalando a una mujer que se mira en un espejo—tiene hambre de polla. Que sin arcada no hay mamada, y que el alcohol es una oportunidad", insiste ante la imagen de una chica de fiesta. Bien claro.

Escena a escena, llega al momento en el que un grupo de hombres rodean a una mujer en una especie de rellano con contadores -imposible no acordarse del relato del abuso en los Sanfermines-, a la que colocan una máscara. "Has aprendido que si ella no opone resistencia, no es una violación", dice. "El porno más machista seguirá siendo la única clase de educación sexual a la que asistirá tu hijo. Y tu hija", añade. "Y mientras siga así seguiremos fabricando violadores en manada. Seguiremos acumulando minutos de silencio y seguiremos estando en manos de jueces que crean que una violación es un jolgorio sexual. En una sociedad sin educación sexual era obligatorio que el porno cambiara".

QUERRÁS VER ESTO

Hoy eres más feminista que nunca por todos estos motivos.

SOMOS LO QUE HACEMOS