VIRALES
22/09/2018 17:48 CEST | Actualizado 22/09/2018 20:05 CEST

La desagradable experiencia racista y sexista de un tuitero en el Metro de Madrid

"Ha sido frustrante estar tan cerca como para enterarme de todo pero tan lejos como para no poder intervenir".

El Metro de Madrid es una fuente inagotable de historias, en algunas ocasiones desagradables. Un tuitero llamado Lluis Mosquera vivió hace poco una de esas malas experiencias en uno de los trenes, en plena hora punta y con el vagón abarrotado de gente.

Mosquera fue testigo de una situación muy violenta que comenzó como un episodio racista contra una señora extranjera que pidió a un señor que le cediera el asiento porque llevaba un bebé en brazos.

"Yo estaba en la siguiente puerta de donde estaba pasando todo. Este hecho ahora da igual, pero entenderéis por qué ha sido frustrante estar tan cerca como para enterarme de todo pero tan lejos como para no poder intervenir", ha contado el tuitero.

Esta es una parte del hilo. Si quieres leerlo completo puedes hacerlo en este enlace.

El tuitero cuenta que el vagón estaba a tope y que el señor continuó relatando por lo bajo "lo mal que le parecía tener que ceder el asiento a una panchita porque él lleva pagando muchos años esos asientos. Yo no sabía que los señores maleducados pagan los asientos del metro".

Por lo visto, el señor iba con un amigo que según el tuitero "tenía mucha peor pinta que él. El típico que no te gustaría cruzarte volviendo solo a casa un sábado por la noche".

"Y al sentirse amenazado, empezó a empujar a la gente. Todo esto en un metro en el que no nos podíamos casi ni mover", cuenta.

El tuitero describe a la chica con aspecto de vergonzosa y que aún así "lo ha resuelto todo. Ha dicho lo que hay que decir. Que basta ya, que si no les da vergüenza".

Parecía que todo iba a quedar ahí hasta que uno de los señores insultó a la chica llamándola fea y le hizo un gesto amenazante.

Al final, el metro paró y se bajaron todos. "Y me planteo: en una lucha en la que todo se ha resuelto gracias a una mujer harta de estar callada delante de una injusticia, ¿cómo alguien en el 'mismo bando' tiene la (poca) vergüenza de intentar ningunearla por una cuestión de género?", se preguntó el tuitero.

EL HUFFPOST PARA DR.OETKER