TENDENCIAS
23/09/2018 14:31 CEST | Actualizado 23/09/2018 14:31 CEST

Los responsables del Festival de Cine de San Sebastián firman la Carta por la Paridad

El plan incluye propuestas como crear un fondo de ayudas específico para las películas dirigidas por mujeres.

EFE
Carmen Calvo, José Guirao, Eneko Goia, Cristina Andreu y José Luis Rebordinos en el acto de firma de la Carta por la Paridad y la Igualdad en el Cine por parte del Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

Los responsables del Festival de Cine de San Sebastián han firmado este domingo la Carta por la Paridad y la Inclusión de las Mujeres en el Cine en un acto presidido por el director del Zinemaldia, José Luis Rebordinos, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao.

La Carta por la Paridad es una iniciativa que fue presentada públicamente en la pasada edición del Festival de Cannes por el colectivo 5050x2020, refrendada por la entonces presidenta del Jurado Cate Blanchet y una amplia representación de las mujeres que acudieron al Festival.

La Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales de España (CIMA), que apoyó entonces la iniciativa, ha promovido ahora que el Festival de San Sebastián traslade y firme los puntos básicos de esa carta y se comprometa a su cumplimiento.

El documento incluye el compromiso del Festival de elaborar estadísticas desagregadas por género, tanto de los datos del número de cintas recibidas, como de las que finalmente llegan a las salas.

Rebordinos ha recordado que "el festival ya tiene una mirada femenina importante", y que de una plantilla de 34 personas fijas, 28 son mujeres, una mayoría que se repite en la dirección de departamentos y en los comités de selección.

Al mismo tiempo, ha lamentado que de las 18 películas en competición en la sección oficial, sólo cinco están dirigidas por mujeres. "Hay gente que nos felicita por ello, pero es demencial, no es para estar orgullosos", ha subrayado.

La vicepresidenta del Gobierno ha recordado que "la igualdad es el epicentro de la democracia" y que "no hay democracia si la mitad de la población tiene más dificultades, menos oportunidades, menos calidad en sus derechos y libertades restringidas".

Según Calvo, el cine y las artes audiovisuales conforman un espacio simbólico y colectivo de imágenes y valores, desde donde se cuenta la vida. "Cuando las mujeres estamos infrarrepresentadas o competimos con más dificultades, no estamos retratando la vida real", ha dicho.

En relación con el informe de CIMA de 2017, la vicepresidenta de la asociación, Virginia Yagüe, ha lamentado que "vamos hacia atrás" y ha recordado que "no nos podemos permitir la pobreza del cine con solo una mirada".

En declaraciones a los medios al finalizar el acto, Yagüe y la presidenta de CIMA Cristina Andreu, han explicado que han presentado al ministro de Cultura "un plan de acción integral" para equilibrar la presencia femenina en el cine.

Tomando como referencia medidas adoptadas en Francia o Suecia, ese plan, a cinco años, incluye propuestas como crear un fondo de ayudas específico para las películas dirigidas por mujeres o elevar el límite de ayudas/desgravaciones que puede recibir una película del 50 al 70% en caso de "colectivos vulnerables" como el de las mujeres.

APRENDE A USAR TU DINERO