TENDENCIAS
16/10/2018 09:47 CEST | Actualizado 16/10/2018 09:47 CEST

La verdadera historia tras el tuitero que fue a por leche y se quedó encerrado en un Carrefour

"Nadie contesta y las puertas están cerradas".

Miles de tuiteros le robaron horas al sueño este lunes, enganchados a la historia que Sebas (@sebasgmouret) fue narrando en su perfil. Todo comenzó cuando a las 22:15 publicó que se había quedado encerrado en un Carrefour al que había ido a comprar leche y que no sabía qué hacer ni cómo salir.

Con vídeos y fotos fue mostrando que se había quedado a oscuras y que por mucho que gritara, nadie le respondía.

Su historia fue derivando hacia una especie de escape room: primero se encontró un walkie-talkie y después se dirigió a la sección de telefonía para cargar su móvil. Allí saltaron las alarmas, momento en el cual Carrefour aprovechó para recomendarle algún descuento.

Después estableció comunicación a través del walkie, a través del cual alguien le indicó un movimiento de ajedrez. A partir de ahí fue superando pruebas hasta encontrar un mensaje anónimo. Con ayuda de los tuiteros fue resolviendo los misterios hasta llegar a la salida. Puedes leer el hilo completo aquí.

Como se podía intuir por algunos mensajes y se confirmó a la 1:45, todo se trataba de una acción promocional de Carrefour para anunciar una campaña de descuentos.

"Me dieron rienda suelta y, después de mucho trabajo y reuniones, conseguimos el resultado. Un equilibrio entre lo que yo quería, lo que quería la marca y lo que sabíamos que iba a gustar a mi audiencia", ha explicado Mouret a Vanity Fair. Tanto su nombre como el de los supermercados se convirtieron en trending topic y han generado miles de mensajes y reacciones.

La verdad sobre Nela García, con Manuel Bartual y Modesto García