INTERNACIONAL
13/12/2018 11:03 CET | Actualizado 13/12/2018 11:14 CET

El gobierno francés exhorta a los 'chalecos amarillos' a no manifestar el sábado

Más que nada por el estado de máxima alerta en el que está el país tras el atentado de Estrasburgo.

El gobierno francés ha exhortado a los "chalecos amarillos" a no manifestarse el sábado y a ser razonables tras el atentado del martes en Estrasburgo, en el que han muerto dos personas y 14 han resultado heridas, uno de ellos en estado de muerte cerebral.

"Les pedimos, responsablemente, que sean razonables el sábado y no vayan a manifestar" ha declarado en la televisión el portavoz del gobierno Benjamin Griveaux, dirigiéndose a los "chalecos amarillos". El gobierno "escuchó" y "respondió" a la "cólera" expresada por las protestas, ha agregado Griveaux, que ha precisado que el gobierno "por el momento no decidió prohibir las manifestaciones".

No es razonable manifestarse porque las fuerzas de seguridad han sido movilizadas muchísimo estas últimas semanas

"No es razonable manifestarse porque las fuerzas de seguridad han sido movilizadas muchísimo estas últimas semanas" y después del atentado de Estrasburgo "sería preferible que cada uno pueda, en forma tranquila, hacer lo suyo un sábado ante de las fiestas familiares de fin de año en vez de manifestar y movilizar de nuevo a las fuerzas de seguridad", ha dicho el portavoz.

Seis muertos en las protestas

El llamamiento del político francés se produce el mismo día en el que se ha sabido que un joven de 23 años que participaba en el bloqueo de una carretera cerca de Aviñón dentro del movimiento de protesta ha muerto la pasada madrugada tras haber sido arrollado por un camión, según han informado este jueves fuentes judiciales.

Se trata de la sexta víctima mortal que se produce desde el inicio hace un mes del movimiento para reclamar mejoras en el poder adquisitivo de los ciudadanos, entre otras reivindicaciones.

El conductor del camión, que según los primeros elementos de la investigación es de nacionalidad polaca, ha sido arrestado y está siendo interrogado, han agregado las fuentes. El accidente ha tenido lugar poco después de la medianoche en una salida de la autopista A7 próxima a esa localidad del sur del país.

El movimiento, que ha cobrado gran relevancia mediática en los últimos días tras una serie de manifestaciones violentas en París, ha causado seis víctimas, en todos los casos por accidentes en los bloqueos de carreteras.

La primera víctima se produjo el 17 de noviembre, durante el primer sábado de movilización, cerca de Pont-de-Beauvoisin, en el este del país, cuando un manifestante fue arrollado por un conductor víctima del pánico.

Dos días más tarde fue un motorista quien falleció tras ser arrollado por una furgoneta y en la madrugada del pasado día 2, en el segundo fin de semana de protestas, un conductor chocó contra un camión en Arles, en el este.

Una mujer de 80 años falleció días después de haber sido herida por una granada lacrimógena en Marsella y el pasado día 10 una veinteañera murió al chocar su coche contra un camión.