INTERNACIONAL
18/12/2018 08:41 CET | Actualizado 18/12/2018 08:41 CET

Jeremy Corbyn presenta una moción de censura contra May por aplazar la votación del Brexit

La medida es más bien simbólica, en tanto que no amenaza con la destitución de la primera ministra ni del Gobierno.

Reuters
Imagen de archivo de Jeremy Corbyn.

El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, ha anunciado este lunes que planteará una moción de censura contra la primera ministra, Theresa May, por su rechazo a convocar de inmediato una votación sobre el acuerdo del Brexit en el Parlamento.

En una intervención en la Cámara de los Comunes, Corbyn sostuvo que "la única vía" para forzar una votación esta semana, antes del receso navideño, es presentar "de inmediato" una moción contra la líder conservadora.

Este tipo de moción dirigida a título personal no provocaría, si fuera aprobada, la caída del Gobierno, sino que se percibe más bien cómo una táctica para erosionar la reputación y la autoridad de May.

El presidente de los Comunes, John Bercow, ha dicho que "tenía en cuenta" la declaración de Corbyn, pero no precisó cómo podrá tramitarse la iniciativa.

Al no ser una moción de censura convencional, según el protocolo parlamentario es el Gobierno el que debe conceder tiempo para que sea debatida y votada, algo que no está claro que suceda en este caso.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, el Partido Laborista ha precisado que "el Gobierno debe reservar tiempo, y si no lo hace, está claro que opina que (May) ya no cuenta con la confianza de la Cámara de los Comunes".

Al defender la medida, el líder socialdemócrata adujo que "es inaceptable" que la primera ministra suspendiera la votación del acuerdo para la salida de la Unión Europea prevista para el pasado 11 de diciembre, y que ahora se niegue a celebrarla esta semana.

Anteriormente, May anunció que la votación sobre el tratado que ha consensuado con Bruselas tendrá lugar la semana del 14 de enero, más de un mes después de la fecha inicialmente prevista, a fin de conseguir más concesiones de la UE.

Corbyn argumentó que la moción opositora es "la única manera" que se le ocurre para provocar una votación esta semana, y adelantó su contenido.

La declaración sobre la que se pronunciarían los diputados dice: "Que esta cámara no confía en la primera ministra debido a que no ha permitido que la Cámara de los Comunes pueda celebrar de inmediato una votación sobre el acuerdo de retirada y el marco para la futura relación entre el Reino Unido y la Unión Europea".

Tal como están las cosas, parece improbable que, aunque sea tramitada, el Parlamento apruebe esta moción, ya que es difícil que la mayoría conservadora y sus socios parlamentarios del DUP norirlandés respalden un texto que en principio, según los expertos en protocolo parlamentario, solo tendría el efecto de abochornar a May.

EL HUFFPOST PARA DR.OETKER