POLÍTICA
06/02/2019 11:02 CET | Actualizado 06/02/2019 14:31 CET

7 claves para (intentar) entender el lío del “relator”

Estalla una polémica política por la figura que mediará entre partidos catalanes.

El cóctel catalán vuelve a tener un nuevo elemento que nadie esperaba: el "relator". Una figura que todavía no existe y que ya levanta titulares y polémicas a partes iguales. Otro episodio Matrix en el que no sabemos exactamente qué pasa, qué se quiere o qué se intenta. Y que ya ha provocado confusiones, correcciones y acusaciones.

Pero, ¿de qué estamos hablamos? Te intentamos aclarar lo que se sabe hasta ahora:

¿Qué se supone que es el relator?

Es una figura, según defiende el Gobierno, que intentará coordinar y ayudar en las reuniones entre partidos políticos de ámbito catalán para buscar una solución a la fractura en Cataluña. También desde el Ejecutivo se le ha llamado "coordinador". En todo momento se han negado a calificarlo como mediador.

¿Quién será el relator?

Desde el Gobierno se ha explicado que será una persona "neutral" y de "común acuerdo" entre los partidos. La vicepresidenta, Carmen Calvo, ha dicho que será de nacionalidad española, preferiblemente catalán. En una comparecencia en La Moncloa, la 'número dos' de Sánchez ha señalado que esa figurar no cobrará, sino que lo hará "por amor al arte" y "generosidad".

¿Mediará entre los dos gobiernos?

Desde La Moncloa se defiende que el "relator" es una figura en el ámbito de los partidos catalanes y que no estará presente en las reuniones de la Comisión Bilateral, órgano en el que se sientan el Ejecutivo central y la Generalitat.

¿Por qué es polémica la figura?

Desde PP y Cs se critica esta figura señalando que es una "humillación" y una cesión al independentismo al "asumir su marco mental", como si fuera un diálogo de conflicto entre dos países. En definitiva, se interpreta como una cesión a la Generalitat de Torra.

El líder popular, Pablo Casado, ha asegurado que no descarta una moción de censura contra Sánchez. En una entrevista con Efe, ha calificado a Sánchez de "felón", ha considerado que está deslegitimado para seguir en el Gobierno debido a esta negociación que considera "el hecho más grave en Democracia desde el 23F". Desde Cs, Albert Rivera ha apostado por elecciones anticipadas y por la comparecencia urgente de Sánchez en el Congreso.

Tanto Casado como Rivera han convocado masivas manifestaciones el próximo domingo en Madrid para protestar contra Pedro Sánchez. Los han llamado a la población en ruedas de prensa separadas.

También dentro de las filas del PSOE se han levantado voces contra esta situación. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha mostrado su "perplejidad" ante la aceptación de la figura del "relator". La diputada Soraya Rodríguez ha asegurado también en Twitter:"Ni mediadores ni relatores. El diálogo entre el Estado y una CCAA, necesita respeto a la Constitución, al Estatuto y a las instituciones".

Calvo ha respondido a las críticas dentro del PSOE. Las ha achacado a "desinformación y desconocimiento". "No hemos llegado a tiempo de que tuviera la información correcta", ha sostenido.

Sí ha encontrado apoyo el Gobierno en su socio parlamentario de Podemos. La portavoz, Irene Montero, ha valorado positivamente que se pueda introducir la figura del relator si sirve para "clarificar" el diálogo.

¿Qué pedía el independentismo?

La polémica se ha acrecentado al hacer público el Gobierno catalán el listado de 21 exigencias que presentó Quim Torra a Pedro Sánchez en diciembre. Una de ellas era "la "necesidad de una mediación internacional para una negociación de igual a igual". El Gobierno siempre ha dicho que no daba validez a ese documento.

¿Cómo es la mesa de partidos en Cataluña?

Este mismo martes en el ámbito catalán se han reunido representantes del Govern, encabezados por Torra, con otros del PSC, En Comú Podem y ERC. Rechazan esta mesa de diálogo PP, Ciudadanos y la CUP.

Esa mesa ha acordado reunirse una vez al mes, crear un equipo técnico de trabajo y que sus conclusiones y documentos se trasladen "a la Mesa de diálogo bilateral del Govern con el Estado y a una segunda mesa que compartirán partidos catalanes y del Congreso".

¿Influye esto en los presupuestos generales?

Este revuelo llega en unos días cruciales para la supervivencia del Gobierno de Sánchez. La semana que viene se debaten las enmiendas a la totalidad de los presupuestos. Si el Congreso rechaza las cuentas, podría abocar a Moncloa a convocar elecciones. Los socialistas necesitan los votos de los independentistas y ha supuesto un varapalo que ERC haya presentado una enmienda a la totalidad y el PDeCAT amenace con lo mismo. Hasta el último minutos del próximo miércoles no se sabrá el sentido de la votación. Los independentistas han pedido gestos a Sánchez, todo ello a una semana en la que empieza el macrojuicio del procés en el Supremo.

Photo gallery Sánchez y Torra See Gallery

ESPACIO ECO