POLÍTICA
06/02/2019 10:11 CET | Actualizado 06/02/2019 11:34 CET

Calvo niega que la figura del relator sea la de un "mediador internacional"

"¿Pero de verdad todo lo que tenemos que hacer es levantar un debate en el que el dedo sea más importante que la luna?"

"Para nosotros la figura de relator es alguien que ayude a organizar las reuniones y lo que ahí se hable. Las palabras claro que son importantes... ¿Pero de verdad todo lo que tenemos que hacer es levantar un debate en el que el dedo sea más importante que la luna?". La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha negado en los micrófonos de la Cadena Ser, ante la periodista Pepa Bueno, que la figura del "relator" en la mesa de partidos que el Ejecutivo y la Generalitat intentan impulsar sobre la situación en Cataluña sea un "mediador internacional".

"Nosotros no hemos aceptado un mediador internacional, lo que vamos a hacer es reunirnos en la bilateral, que está previsto en el Estatuto de Cataluña y que el anterior Gobierno ignoró", ha argumentado Calvo, quien ha acusado al Ejecutivo de Mariano Rajoy de no sentarse nunca "a hablar, ni a hacer política, ni a dialogar".

Calvo, quien ha asegurado que lo único que cuenta hasta ahora para el Gobierno de Sánchez es la Declaración de Pedralbes, que "habla de diálogo y de una salida jurídica", ha insistido en que los partidos se sentarán en el marco de la bilateral reconocida en el Estatut de Cataluña y que será ahí, y solo ahí, donde estará ese relator.

"El Gobierno seguirá viéndose junto a Torra para ver de qué forma metodológica vamos a regular esos acuerdos y no podemos salir de los márgenes. Ahí no estará el relator y hablaremos de la situación de Cataluña", ha matizado Calvo, quien ha incidido en que los partidos se sentarán "al margen de la institucionalidad, en plano de igualdad, con una persona, seguramente en Cataluña, que haga el trabajo de convocar y poner orden en el debate", ha reiterado la vicepresidenta.

Según Calvo, "los partidos políticos tienen la gran obligación de llegar a puntos en común para salir de una situación que lleva diez años enquistada, que ha obligado a tomar medidas excepcionales en nuestra Constitución y que el anterior gobierno fue incapaz de abordar".

Será en este contexto donde, según la vicepresidenta, habrá "una persona de confianza en los partidos políticos que se siente, que haga una especie de recapitulación, y los partidos tendrán la potestad de decidir si ese relator tiene capacidad de portavocía".

En referencia a las críticas recibidas a la figura del "relator" desde el seno del PSOE, con declaraciones como las de la diputada del PSOE por Valladolid Soraya Rodríguez, quien ha pedido este martes que en "el diálogo entre el Estado" y Cataluña se respete la Constitución, el Estatuto de autonomía y a las propias instituciones, "sin mediadores ni relatores", Calvo ha afirmado que su compañera de partido "no ha entendido nada de esta realidad, por la razón que sea": "No hay un mediador ni un conflicto internacional. Nunca hemos hablado de otra cosa que no sea que el gobierno se sienta en la bilateral", ha sentenciado la vicepresidenta.

En referencia a los Presupuestos Generales del Estado, contra los que ERC ha formalizado una enmienda a la totalidad este martes, Calvo se ha mostrado tajante: "Nos gustaría tener unos Presupuesto pero si no los tenemos, el tiempo se acorta", ha reconocido.

"Perplejidad"

Por su parte, el presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page, ha mostrado este miércoles su "perplejidad" ante la aceptación de la figura del "relator" por parte del Gobierno y ha incidido en que "sobre España hablan todos los españoles, no solo los militantes del PSOE", al tiempo que la pedido que se convoque el Comité Territorial del partido para estudiar esta propuesta.

"Lo que tengo muy claro, es que hablar es una cosa, yo no hablo con mis amigos con testigos de por medio. Eso es negociar", ha manifestado el dirigente 'socialista' en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press.

Así, García-Page se ha preguntado si el Gobierno tiene claro que "no se puede alimentar a parte de la sociedad catalana" que "se ha creído que va a ser posible un referéndum de autodeterminación"

Page alerta de que esta maniobra alimenta una expectativa de que a largo plazo hay una forma de referéndum y éste "es inviable" y, por otro lado, discrimina a la gente que está siendo juzgada en el Tribunal Supremo.

"Están reconociendo explícitamente que cuando lo vulneraron estaban apelando un derecho que hoy no reconocen que no había", ha afirmado García-Page. "Hay que hablar de cosas posibles, realistas, con un método constitucional", ha zanjado.

"Mete un gol"

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha acusado este miércoles a Sánchez de haberse plegado al "chantaje" de los independentistas catalanes al aceptar crear un foro de partidos para negociar el futuro de Cataluña e introducir la figura de un fedatario o mediador y ha exigido su comparecencia en el Congreso para que dé cuenta de sus planes en esta materia.

Así lo ha anunciado Rivera en una rueda de prensa en la Cámara Baja, en la que se ha afanado en dejar claro que el único lugar donde se puede hablar en democracia es el Congreso y no en "foros paralelos". "Y esto es una democracia, no una dictadura", ha enfatizado.

Además, ha exigido explicaciones a Sánchez en un Pleno monográfico porque considera que, con el nuevo paso dado por el Gobierno, la legislatura ha pasado de estar "agotada" a ser incluso "peligrosa" porque el jefe del Ejecutivo "está dispuesto a cualquier cosa para tener Presupuestos o estar un cuarto de hora más en La Moncloa".

En la misma línea, la líder de la formación naranja en Cataluña, Inés Arrimadas, ha asegurado que el independentismo "mete un gol" al Gobierno y critica que Sánchez asuma el relato separatista, al tiempo que denuncia lo que considera una "humillación" a España y una "vergüenza" para los catalanes.

En una entrevista en Cadena Ser, recogida por Europa Press, Arrimadas ha insistido en que introducir un mediador en la negociación supone un vergüenza "para Sánchez, para su Gobierno y para toda España". "Ha asumido el relato, el marco mental, de que no hay que fiarse de la democracia española y de que se necesita una figura externa que evite abusos", ha recalcado.

Según Arrimadas, eso es lo que quería el independentismo y con Sánchez en la Moncloa "se ha conseguido". "Es un error para el futuro de todos los catalanes que no son independentistas y para el futuro de España", ha subrayado.

Por ello, la dirigente de Ciudadanos llama a "sacar con votos" a Sánchez de la Moncloa, ya que entiende que el "daño a la democracia" irá en aumento cuanto más tiempo pase el líder socialista al frente del Gobierno.

Asimismo, la líder de la oposición en Cataluña ha asegurado que este episodio da la razón a Ciudadanos de no sentarse a negociar en la mesa de partidos promovida por la Generalitat, ya que se trata de "una trampa".

"Con los partidos en Cataluña quiero dialogar en el Parlament. Con esta decisión se ha visto nuestro acierto de no participar en esta farsa de la mesa de dialogo que querían poner en marcha", ha afirmado Arrimadas.

Podemos ve positiva la figura del relator

La portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero, ha valorado positivamente que se pueda introducir la figura del relator. Rechaza las fuertes críticas por parte de PP y Ciudadanos, señalando que un mediador "no pone en riesgo la democracia".

En declaraciones a la Cadena Ser recogida por Europa Press, Montero ha asegurado que se trata de un gesto "inteligente" del Ejecutivo para avanzar en una solución, aunque apela a los partidos independentistas a no usar la crisis territorial como "moneda de cambio" para aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019.

"Todo lo que vaya encaminado al diálogo es una excelente noticia, es la única forma de sacar adelante alguna solución", ha añadido, poniendo el acento en que partidos como Ciudadanos no ha propuesto ninguna solución a la crisis en Catalunya.

Ante las críticas que ha suscitado el anuncio del Gobierno de que acepta la figura del facilitador, Montero ha rechazado que esta persona "ponga en riesgo la democracia", frente a otros partidos que acusan al Gobierno de claudicar ante el independentismo.

A su juicio, el mayor daño a la democracia lo provocan partidos como el PP con sus casos de corrupción o con el control de jueces. "La democracia la ha puesto en riesgo el PP, que ha roto todas las normas básicas del juego democrático", señala.

Por ello, la dirigente de Podemos insiste en que esta figura, si se trata de un relator o un mediador, "no es lo más relevante", y prefiere poner el foco en que esta persona pueda "tender puentes" y "clarificar" los términos de la negociación. "Clarificar es una buena noticia. Se usa en muchas reuniones cuando las partes piensan diferente", ha argumentado.

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

ESPACIO ECO