POLÍTICA
27/02/2019 19:24 CET | Actualizado 28/02/2019 00:15 CET

"Por dignidad democrática y antifascista": Antonio Baños se niega a responder a Vox

El exdiputado de la CUP se ha negado a declarar ante el Tribunal Supremo como testigo en el juicio del procés.

Tensión en el Supremo. El periodista Antonio Baños, diputado de la CUP entre octubre de 2015 y enero de 2016, se ha negado este miércoles a responder en su declaración como testigo en el juicio del procés a las preguntas del partido de extrema derecha Vox, que ejerce como acusación popular.

"Por dignidad democrática y antifascista, me niego a contestar, a reconocer y a ser interrogado por Vox", ha afirmado con rotundidad Baños.

El juez Manuel Marchena le había señalado al exdiputado independentista que la primera parte en hacerle preguntas era la acusación popular, es decir, Vox. "Le ha propuesto la acusación popular como testigo, en consecuencia tiene usted que responder a las preguntas que le formule".

Baños, que tenía la obligación de responder a las preguntas, se ha negado a hacerlo. El exdiputado ha afirmado que no quería responder a la formación de ultraderecha, pero que sí lo haría ante la Fiscalía y la Abogacía del Estado. "Si me permite señoría, yo me negaré a contestar. Yo no pienso contestar las preguntas que me haga Vox", ha señalado.

El exdiputado ha mantenido un pequeño rifirrafe con el presidente de la sala. El juez le ha recordado que el derecho a no contestar solo lo tienen los acusados, no así los testigos que deben responder a todas las preguntas y decir la verdad. Marchena le ha recordado a Baños que podía incurrir en un delito si no lo hacía.

Por dignidad democrática y antifascista, me niego a contestar, a reconocer y a ser interrogado por Vox"Antonio Baños

Su excompañera en el Parlament Eulàlia Reguant, diputada de la CUP entre octubre de 2015 y octubre de 2017, también ha utilizado esta misma fórmula y se ha negado a declarar. "Asumo las consecuencias delante de un partido machista y xenófobo. No pienso responder a las preguntas de Vox", ha afirmado.

Los dos exdiputados de la CUP se han marchado sin declarar. El tribunal ha acordado sancionar a Baños y Reguant con una multa de 2.500 euros.

Además, Marchena les ha dado un plazo de cinco días para que se replanteen su decisión de no declarar, antes de deducir testimonio contra ellos. La deducción de testimonio consiste en remitir a un juzgado ordinario lo ocurrido para que se investigue la posible comisión de un delito penal, según explica la agencia Europa Press.

EL HUFFPOST PARA IKEA