BLOGS
31/10/2018 14:48 CET | Actualizado 31/10/2018 14:57 CET

La carrera del ahorro con un café al día

Pixabay

La economía doméstica es, para muchas personas, como un videojuego en el que participas en una carrera, conduciendo un coche, sorteando todos los obstáculos que encuentras en tu camino, y parece que vas consiguiendo avanzar pero nunca consigues llegar a la meta. Cada mes, muchos españoles hacen equilibrios para dirigir adecuadamente sus finanzas personales con el fin de poder pagar todos sus gastos fijos y además poder disfrutar de los pequeños placeres de la vida. Pero la meta del ahorro, esa a la que todos deseamos llegar para el día de mañana disponer de un dinerito que nos permita vivir más tranquilos, no es fácil de alcanzar.

Al menos, esa es la opinión generalizada: vemos el ahorro como algo imposible, y pensamos que "ya más adelante, si eso, cuando tengamos un poco más de dinero, nos plantearemos ahorrar". Pero lo cierto es que se trata de una postura equivocada. Lo ideal es empezar cuanto antes, aunque sea con una pequeña cantidad que podamos apartar cada mes: 5, 10, 20, 50 euros, cada uno en la medida de sus posibilidades. Si lo retiramos nada más cobrar la nómina apenas notaremos que lo hemos guardado, y pequeñas cantidades pueden convertirse, con los años, en una cifra nada desdeñable.

¿De verdad no crees que podrías dejar de tomarte un café cada día y apartar ese dinero? Si ese acto, que está casi al alcance de cualquiera, lo convertimos en una rutina, podría ser el inicio de una carrera exitosa no sólo como ahorradores, sino también como inversores. Y te lo voy a demostrar.

¿De verdad no crees que podrías dejar de tomarte un café cada día y apartar ese dinero?

Consideremos que el precio medio de un café en España sean 2 euros. Si cada día del año guardamos esa cantidad nos encontraremos con que a 31 de diciembre habremos acumulado 720 euros. Si ese importe lo destinamos a un plan de inversión agresivo a largo plazo, que es lo que recomendaríamos desde Micappital en este caso, podremos obtener una rentabilidad media del 10% anual, con lo que nuestro capital aumentará a 792 euros el primer año.

Si adquirimos ese hábito de ahorro diario y continuamos practicándolo cada año de nuestra vida, el siguiente ya tendremos 1.663 euros; en 5 años habremos acumulado 4.835 euros, y en 10 contaremos con una suma de 12.622 euros. De este modo, con un planteamiento de ahorro sistemático basado en un importe tan pequeño y con un asesoramiento acertado para invertirlo de forma inteligente, estaríamos consiguiendo algo grande en poco tiempo y sin apenas darnos cuenta.

Pensemos en un joven de 25 años que entra en el mercado laboral y decide empezar a ahorrar 2 euros diarios. A los 35, ese joven tendrá 12.622 euros, que podrá destinar a un increíble viaje o a pagar la entrada de su nueva casa. Pero si no los gasta y mantiene su inversión intacta hasta los 65, en el momento de su jubilación dispondrá de un capital de 350.533 euros.

Cuando llegue a los 65 tendrá un capital de 130.280 euros o de 77.980 euros, respectivamente. Simplemente ahorrando 2 euros al día

Pensemos ahora en otro joven de 35 o 40 años que quiere empezar a planificar su jubilación utilizando este sistema de "un café al día". Cuando llegue a los 65 tendrá un capital de 130.280 euros o de 77.980 euros, respectivamente. Simplemente ahorrando 2 euros al día.

Esta generación de rentabilidad que muestra un crecimiento exponencial tan potente es posible gracias a lo que en el mundo de las finanzas se conoce como "la magia del interés compuesto", que se basa en reinvertir los beneficios que se van generando sobre la inversión inicial, aumentando así de forma constante la cantidad total sujeta a rentabilidad. Y sus increíbles resultados están a tu alcance si te lo propones desde ya.

En definitiva, adoptando sencillos hábitos de ahorro y con un buen asesoramiento financiero (gracias a los robo-advisors hoy día ya no hace falta tener grandes sumas de dinero para recibir un asesoramiento personalizado y eficaz en materia de inversión) podrás conducir tu economía doméstica por el camino del éxito y alcanzar la meta del futuro económico que te propongas.

Síguenos también en el Facebook de El HuffPost Blogs

ESPACIO ECO