Amnistía Internacional denuncia ocho violaciones de derechos humanos en los sucesos de la valla de Melilla

La entidad ha valorado “positivamente” que tanto la Fiscalía General, como el Defensor del Pueblo, vayan a iniciar investigaciones sobre lo ocurrido.
|
Un policía marroquí junto a la valla que separa a Marruecos de Melilla.
Un policía marroquí junto a la valla que separa a Marruecos de Melilla.
FADEL SENNA via Getty Images

Amnistía Internacional se ha dirigido este miércoles al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a través de una carta en la que denuncian que durante los sucesos ocurridos el pasado viernes 24 de junio en la valla de Melilla se han producido hasta ocho violaciones de derechos humanos.

A través de un comunicado, recogido por Europa Press, la entidad apunta que se ha violado el derecho a la vida, “en el contexto de la falta de atención médica oportuna a personas heridas y la omisión del deber de socorro”; el derecho a la integridad física por “malos tratos a personas bajo custodia policial marroquí”; trato cruel, inhumano y degradante “reflejado en las condiciones de hacinamiento de personas bajo custodia de las fuerzas de seguridad marroquíes; así como uso excesivo de la fuerza.

Del mismo modo, denuncian que se ha violado el principio de no devolución a países, en este caso a Marruecos; la violación del derecho a solicitar asilo; del derecho a una investigación eficaz y oportuna de abusos de derechos humanos; y una violación del derecho a la libertad personal “según el cual se debe de proteger a todas las personas frente a detenciones o internamientos arbitrarios”.

Sobre este último, además, Amnistía Internacional advierte de que “podría no estarse cumpliendo con las personas migrantes que se encuentran retenidas sin autorización judicial y en régimen de aislamiento en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla.

La entidad ha explicado que está llevando a cabo un análisis diario de la situación por si pudieran ser identificadas nuevas violaciones y abusos a los derechos humanos, especialmente con respecto a las personas migrantes y refugiadas procesadas por tribunales de justicia en Marruecos, así como recabando testimonios.

Y, en este sentido, ha valorado “positivamente” que tanto la Fiscalía General, como el Defensor del Pueblo, vayan a iniciar sendas investigaciones sobre lo ocurrido en la frontera entre la ciudad autónoma y Marruecos.

Pero, además, la organización ha pedido al Gobierno de España y a las autoridades marroquíes el “fin a las expulsiones sumarias”, la protección “a quienes huyen de la guerra y la persecución”, facilitando que puedan solicitar protección internacional de forma segura; la promoción y garantía de vías legales y seguras y de una política de control migratorio basada en el respeto a los derechos humanos; y también la puesta en marcha de mecanismos para garantizar la verdad, la justicia y la reparación de todas las personas víctimas de violaciones y abusos a los derechos humanos.

La ONU dice que se hizo un “uso excesivo de la fuerza”

Naciones Unidas ha afirmado este martes que tanto España como Marruecos han hecho un “uso excesivo de la fuerza” durante el asalto masivo de migrantes a la valla de Melilla del pasado fin de semana y en el que murieron al menos 23 personas, según cifras oficiales.

Preguntado por las habituales reacciones de “conmoción” y “tristeza” del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, el portavoz de la Secretaría General, Stéphane Dujarric, ha hecho alusión a lo acontecido a Melilla y lo ha calificado de “inaceptable”.

“Ya que me preguntan sobre eso, quiero expresar utilizando un término que ya hemos usado antes lo muy impactados que estamos por las imágenes de la violencia que hemos visto en la frontera entre Marruecos y España, en el norte de África, durante el fin de semana. (...) Que, de nuevo, ha resultado en la muerte de docenas de seres humanos, de solicitantes de asilo, de migrantes”, ha expresado Dujarric durante una rueda de prensa.

“Hemos visto el uso también de una fuerza excesiva por parte de las autoridades, que debe ser investigada porque es inaceptable”, ha agregado el portavoz de la Secretaría General de la ONU, añadiendo que el uso desproporcionado de la fuerza se ha dado “en ambos lados de la frontera”.