Isabel Díaz Ayuso y Mónica García se comprometen a enterrar 'el hacha de guerra' en la Asamblea de Madrid

Un compromiso político para dejar de lado "los insultos y exabruptos" que se escuchaban cada jueves.
|
Isabel Díaz Ayuso y Mónica García.
Isabel Díaz Ayuso y Mónica García.
Kiko HuescaEFE

La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha mantenido una ronda de reuniones con los otros grupos parlamentarios para recibir y analizar propuestas de cara al último período antes de las elecciones de 2023.

Por el Palacio de Correos han pasado los representantes de Vox, PSOE, PP y Podemos. Pero las cámaras han prestado mayor atención al encuentro con la líder de Más Madrid, Mónica García, su mayor oposición en el parlamento regional y con quien ha protagonizado mayores enfrentamientos en las sesiones de los jueves en un ambiente de tensión e incluso a veces alejado de la política.

Al término de la reunión, García ha anunciado que “frente a su política de insultos y frivolidades”, han conseguido que Ayuso acepte dos de las propuestas que le han puesto sobre la mesa.

“Dentro de una medida que traíamos de utilizar en todas las instalaciones disponibles de Metro de Madrid en los que se pueda poner placas fotovoltaicas para reducir el coste energético en un 12% les ha parecido bien”, ha anunciado García tras la reunión.

Según los cálculos de la formación verde, esta medida permitirá un ahorro y una amortización de la inversión previa en menos de dos años y ahorrar unos 16 millones de euros al año con energía verde.

El segundo compromiso que Ayuso les ha garantizado es el Plan Renove de los electrodomésticos que aún no habían abierto para este año desde la Comunidad y que han cifrado en una línea de 100 millones de euros para que los madrileños puedan renovar sus aparatos por otros más eficientes y ayudas de 1.500 euros para beneficiar a 30.000 familias más vulnerables.

Sin embargo, no todas las propuestas han gustado a Ayuso: como una línea de crédito blando para que las pymes se puedan adaptar a las medidas del decreto de ahorro energético, un plan de vuelta al cole o un plan de ayuda para los teletrabajadores.

Dignificación de la política

Más allá de las propuestas, ambas líderes madrileñas también han hablado en la reunión sobre las sesiones de los jueves. En ese sentido, Ayuso y García han llegado a otro compromiso para “dignificar la política” que ayudará a rebajar el tono en las asambleas de los jueves de curso político que está por empezar.

“El tercero es un compromiso político para que la Asamblea de Madrid sea una cámara de resonancia de ideas y propuestas y no una cámara de resonancia de insultos y exabruptos”, ha comentado la líder de Más Madrid al término de la reunión.

Podemos denuncia el “paripé”

Otra de las formaciones que se ha reunido con la presidenta madrileña ha sido la líder regional de Podemos, Carolina Alonso, que ha denunciado públicamente que a los “cinco minutos de empezar la reunión ya nos hemos dado cuenta de que era un paripé”.

“No han sido capaces de asumir ni un solo compromiso ni de aportar ningún dato concreto que nos haga pensar que nuestras propuestas van a ser escuchadas”, ha criticado a la salida.

Según Alonso, el punto detonante ha sido que no les hayan dado una fecha exacta para la apertura de los servicios de urgencias que prometieron. Pero no ha sido el único porque, al contrario de García, Podemos ha criticado que sea el Partido Popular el que pida a la oposición que “baje el nivel de crispación”. “Menos ruido, sí, pero no que no se olviden de las nueces”, ha advertido.