El verano de 2021 es el del bikini del revés

Una tendencia que ya lucen famosas e 'influencers'.
Bikini rojo
Bikini rojo

El bikini ha evolucionado a medida que la sociedad ha ido cambiando. Desde bragas que eran prácticamente pantalones a minúsculos trocitos de tela para cubrir lo justo.

Con la llega del calor, las tendencias del verano se van haciendo patentes y hay una que llega con fuerza este año: customizar la parte de arriba del bikini. Según muchas celebrities, influencers y prescriptoras de estilo quien tiene un top, tiene diez, y el clásico sujetador de triángulo puede llevarse de varias maneras diferentes.

Una de las más populares es del revés. Es decir, la parte fruncida del triángulo no se coloca hacia abajo, sino que se utilizar para encuadrar el pecho, quedando el fruncido en el centro. Kylie Jenner, Laura Escanes o la influencer Gala González no han dudado en lucirlo atado al cuello, pero hay más formas de llevarlo.

Es el caso de Kendall Jenner, que ha decidido darle una vuelta más y, además de ponérselo del revés, se lo ata en la parte delantera del pecho, consiguiendo un efecto bandeau, es decir sin tiras en la parte superior. Esta opción es la ideal si quieres librarte de las marcas del bikini en la clavícula.

La tendencia del bikini del revés ha ido causando tanto furor que el pasado verano era habitual que las marcas tuvieran en sus catálogos sujetadores de aro invertido. Se trata de un diseño con un aro del revés en forma de V, que queda en el centro del pecho, hacia arriba. El modelo fue un boom en 2020, pero bebe de un diseño de los años 30 que ha tenido una segunda vida gracias a Instagram.

Pero lo de customizar un bikini de diferentes maneras no se limita a llevarlo del revés. Con el calor ya apretando, han proliferado decenas de vídeos en redes sociales para proponer combinaciones innovadoras, y una de las que más ha llamado la atención es la de utilizar dos bragas para crear una nueva parte de arriba.

Lo que propone la usuaria @maariaacd es colocar cada braga a modo de escote asimétrico y cruzarlas, de forma que el resultado sea una especie de crop top que no solo puede lucirse en la playa, también por la calle.

Huelga decir que el resultado puede quedar más suelto de lo que muestra la usuaria si hay una diferencia de talla considerable entre la parte de arriba del cuerpo y las caderas. Sin olvidar las marcas del sol.

Evolución del bikini