VIRALES
05/02/2020 11:11 CET | Actualizado 06/02/2020 13:12 CET

Carmen Porter confirma que lo que ha contado Paz Padilla es cierto: "Estaba muy asustada"

La presentadora de 'Cuarto Milenio' asegura que se lo contó durante una cena.

GTRES
Paz Padilla y Carmen Porter.

Carmen Porter, presentadora de Cuarto Milenio, ha confirmado que lo que contó Paz Padilla este martes en Sálvame es cierto y que no se trataba de ninguna broma.

La humorista relató que, durante un viaje a Benín con Jesús Calleja para la grabación de Planeta Calleja, tuvo la idea de comprarle dos muñecas de vudú a un santero “por el cachondeo”.

“De repente me empezaron a suceder cosas muy extrañas. La chavala que trabaja conmigo, que sabéis que es de África, me decía que por las noches se movía”, afirmó Paz Padilla. 

Luego enumeró todas las desgracias que sufrió después de comprarse la muñeca de vudú: “Me caigo por las escaleras, tengo un accidente de tráfico, cada vez iba empeorando la cosa. Ya me asusté porque no eran cosas normales”. 

Porter ha asegurado en Twitter que el relato de Padilla es cierto y que se lo contó durante una cena. 

“Ahora porque lo ha contado ella pero lo que la gente nos cuenta off de récord en una cena de compañeros se queda para nosotros. Estaba muy asustada con lo que le estaba pasando”, ha afirmado.

Padilla acudió a una vidente y esta le dijo que veía “algo maligno africano”. “La muñeca es un hombre y una mujer atados con un tricornio y me dice: ‘es el demonio’”, añadió.

La experta en ocultismo le contó cómo podía quitarse de encima la maldición: quemando la muñeca en un barreño lleno de alcohol. “Quemo la muñeca y en ese instante se forma una tormenta que empieza a moverse el viento. Yo tenía que quemar la muñeca, coger las cenizas y enterrarlas en un lugar lejos de mi casa”, contó Padilla.

Después de las fallas improvisadas, Padilla tuvo que limpiar la casa con sal y vinagre, tras eso, todo fue ya como la seda. La presentadora mostró, además, que tiene de fondo de pantalla al Padre Pío por recomendación de Iker Jiménez, que le aconsejó que lo llevase “siempre cerca”. 

Photo gallery Paz Padilla See Gallery