Caso Marta Calvo: Investigan la implicación de su presunto asesino en la muerte de dos mujeres más

Dos chicas que ejercían la prostitución murieron de sobredosis por cocaína. En uno de los casos, el detenido fue el último cliente y las cámaras lo grabaron

El caso de Marta Calvo, la joven valenciana desaparecida desde el 7 de noviembre y que fue supuestamente descuartizada por un hombre con el que quedó para mantener relaciones sexuales, puede no ser un crimen aislado. También podríamos hablar del caso Arliene o del caso Lady, dos mujeres muertas este mismo año cuyas conexiones con el único arrestado por ahora, Jorge Ignacio P. J., se están investigando. Según informan los diarios Levante y Las Provincias, la Policía Nacional y la Guardia Civil están tratando de atar cabos, tras descubrirse dos casos con similitudes respecto al de la joven de Manuel.

El arrestado, colombiano de 38 años que se entregó de forma voluntaria la pasada semana, dijo inicialmente que había matado y descuartizado a la joven, para luego rectificar y confesar sólo que se deshizo de su cuerpo en trozos tras “asustarse”, porque la chica murió mientras mantenían relaciones con consumo de cocaína, una fiesta blanca. En esas circunstancias murieron las dos mujeres cuyos casos ahora see rescatan.

La primera de ellas se llamaba Arliene, tenía 32 años, era de origen brasileño y ejercía la prostitución en la zona de Ruzafa, en Valencia, en un piso compartido con dos chicas más. El pasado marzo, recibió al ahora detenido como cliente pero, pasada una hora, el hombre se fue del apartamento de forma precipitada. Las compañeras de la joven se alertaron, entraron en el cuarto y la encontraron entre convulsiones. Fue trasladada a un hospital, pero murió a los nueve días sin recuperar la consciencia.

No pudo explicar si se impregnó los genitales con droga, como sucede en este tipo de prácticas, de riesgo porque al colocarse la droga en una zona con muchos vasos sanguíneos “quintuplica el riesgo de sufrir sobredosis o episodios graves de salud”, explican en Territorio negro, de Onda Cero. Para el hombre, si usa condón, no hay riesgo. Este caso se registró como una “reacción adversa a drogas” en la autopsia.

Las cámaras que la mujer tenía instaladas por seguridad en su vivienda dejan constancia de la entrada y salida de Jorge Ignacio P. J., pero la invstigación se archivó.

A ella se suma otro caso casi idéntico de junio, cuando una mujer colombiana de 26 años, llamada Lady y que también ejercía la prostitución en Ruzafa, murió también por sobredosis tras haber recibido a un putero. En este caso, nadie notó la salida del cliente y no pudo ser auxiliada, murió en su casa. No se sabe quién es el cliente. Los dos casos fueron a caer en juzgados diferentes y por eso no se cruzaron antes, pero ante la desaparición de Marta Calvo y el relato de su supuesto atacante, los cuerpos policiales han visto las conexiones.

Sigue la búsqueda

Mientras, alrededor de 30 guardias civiles, además del personal de la Entidad Metropolitana de Tratamiento de Residuos, trabajan junto a perros adiestrados desde primera hora de la mañana de este jueves en la búsqueda del cuerpo de Marta en el vertedero del municipio valenciano de Dos Aguas.

Estas pesquisas policiales tiene su origen en el relato del autor confeso de la desaparición de la joven de 25 años, que declaró haber descuartizado a la víctima en la localidad de Manuel y arrojado los restos a varios contenedores de basura.

Los equipos de rescate, este jueves, en el vertedero de Dos Aguas (Valencia).
Los equipos de rescate, este jueves, en el vertedero de Dos Aguas (Valencia).
Agencia EFE

Fuentes de la investigación han explicado a EFE que, además de este registro en Dos Aguas, cerca de 150 agentes de la Guardia Civil y la Unidad Militar de Emergencias (UME) continúan rastreando el término municipal de Manuel (donde residía el detenido y se perdió la pista a la joven) y sus alrededores. El citado vertedero está ubicado en la localidad del mismo nombre, a unos 70 kilómetros al oeste de la capital valenciana, y es el destino diario de cerca de 1.500 toneladas de residuos urbanos del área metropolitana de Valencia.

Para la búsqueda del cuerpo de la joven se utilizará maquinaria pesada y otras herramientas manuales con las que descompactar las balas de residuos, además de perros adiestrados en la localización de cadáveres, han informado las mismas fuentes.

Existen precedentes de la búsqueda y hallazgo de cadáveres humanos en estas instalaciones, cuyos restos no fueron detectados en las plantas de reciclaje por donde previamente pasan los residuos, en este caso las de Quart de Poblet y Manises.

El 4 de junio de 2012, y tras cuatro días de búsqueda en los que se registraron alrededor de 300 balas de basura de más de una tonelada de peso cada una, la policía halló el cuerpo de un niño de 3 años.

Las dos mujeres que estaban a su cuidado mientras la madre trabajaba en Francia declararon que el menor falleció de forma accidental y posteriormente se deshicieron del cadáver y denunciaron su desaparición.