POLÍTICA
27/05/2019 03:21 CEST | Actualizado 27/05/2019 03:27 CEST

Ciudadanos: sin 'sorpasso', pero con peso

Ciudadanos se consolida como tercera fuerza, aún incapaz de superar al PP, pero con mucha influencia en los futuros gobiernos populares

Agencia EFE

Sin sorpasso, pero con peso. La noche del 26-M deja motivos para una celebración moderada en Ciudadanos, mejor sin confeti esta vez. Porque a diferencia del 28-A, el tercer puesto logrado no les será inútil. A partir del lunes, la formación de Albert Rivera va a tener mucho que decir en clave local, autonómica y europea. Pero sin olvidar que lo harán a la estela del Partido Popular.

Esa obsesión -de nuevo frustrada- por lograr el adelantamiento al PP como primera fuerza del centro-derecha y de la oposición al socialismo ha cegado la campaña y puede cegar el análisis. Mejor una dosis de realidad: a día de hoy y pese a un PP en crisis, Ciudadanos aún no puede dar el salto al segundo lugar de la política española. Así, el autorreclamado liderazgo de la oposición a Pedro Sánchez en pleno éxtasis de felicidad el 28-A pierde gran parte de su escasa fuerza. Era cuestión de tiempo.

Ello no es óbice para que al ver los datos se extraigan claves muy positivas para Ciudadanos. No ha conseguido ser el actor protagonista, pero ojo a este secundario porque va a tener muchas líneas de diálogo para condicionar el guion de la política que viene. Y es que el 26-M ha dejado a los de Rivera en una posición relevante: bien como motor del “cambio” (en el Ayuntamiento de Madrid o en la Comunidad de Aragón), bien como factor de estabilidad a gobiernos del PP (Comunidad de Madrid, Murcia, Castilla y León...). 

Casado puede agradecer a C´s y a Vox lo bien que va a dormir a partir de ahora. El bloque de la derecha y centro-derecha ha “sobrevivido” en plena ola socialista y sanchista gracias a la doble “victoria” en Madrid. Pero esos gobiernos no le saldrán gratis al PP.  Ahora le toca a Ciudadanos elegir: Desde la sede de la calle Alcalá ya han dejado claro que quieren gobierno. Asumiendo -van implícitos- los riesgos que pueda conllevar todo pacto participado o soportado desde cerca por la ultraderecha.

Consolidación sin revolución

El partido de Albert Rivera ha crecido en peso cualitativo y, claro está, cuantitativo: desde este domingo estarán representados por 2.786 concejales; 1.263 ediles más que en los anteriores comicios. Ahora, con la fuerza de un partido consolidado y un aparato más asentado en la sociedad, su presencia ha sido muy superior, triplicando el número de localidades donde se ha presentado lista.

En cuanto a las plazas importantes como en Madrid, el partido de Rivera se queda como tercera fuerza política y sube de 7 a 11 concejales. En Barcelona, con el reclamo de Manuel Valls, también logra más votos y un concejal más (de 5 a 6) pero se coloca como cuarto partido. Asimismo, tiene la llave en Zaragoza, ya que con sus seis concejales (dos más que los conseguidos en 2015), puede pactar tanto con el PSOE como con el PP, que necesitaría también a Vox. En Málaga pierde un edil, consiguiendo tan solo dos concejales, pero suficientes para condicionar el gobierno del PP que ha ganado con 14.

Diez de diez a nivel autonómico

Pleno autonómico. No en el nivel de representación deseado, seguro, pero C’s ha conseguido meterse en las diez comunidades que afrontaban comicios.  De este modo, el bloque de Arrimadas, Villegas, Girauta... solo queda fuera de dos parlamentos, Galicia y País Vasco, cuyas elecciones tuvieron lugar en 2016. A la próxima cita llegarán en mejores condiciones de presencia mediática y recursos. 

En 2015 no lograron entrar ni en Castilla-La Mancha, ni en Canarias, ni en Navarra. Además aumenta su representación en todos los parlamentos autonómicos, formando parte de la coalición ganadora en Navarra, donde se ha presentado con PP y UPN.

Luis Garicano / EL HUFFPOST


La candidatura encabezada por Luis Garicano ha crecido ostensiblemente en el Parlamento Europeo. Si Ciudadanos logró entrar en la eurocámara con dos escaños en 2014, esta noche ha sumado cinco nombres más. Siete parlamentarios y un 12′2% de los sufragios que irán al grupo de Liberales y Demócratas (ALDE).

En clave nacional, C´s ha sido la tercera opción en los comicios europeos, lejos, bien es cierto, del PSOE de Josep Borrell (20 escaños y el 32% de los votos) y del PP de Dolors Monserrat (12 representantes y el 20%). Lejos por arriba del bipartidismo, pero por encima de Unidas Podemos y el globo pinchado de Vox.

Ahora toca parar un segundo y reflexionar. Si a partir de las generales se podría abrir un debate ideológico; hacia dónde crecer, desde esta noche se abren nuevas responsabilidades. Ciudadanos ya no solo cogobernará Andalucía. Los nuevos retos llegarán en Madrid, Aragón, Murcia... Y quién sabe si pronto vuelve el confeti. 

 

 

PULEVA PARA EL HUFFPOST