NOTICIAS
18/10/2019 11:47 CEST

Competición aplaza 'el clásico' e insta a Barça y Real Madrid a buscar una nueva fecha

Deja en manos de los clubes acordar la fecha antes del 21 de octubre.

NurPhoto via Getty Images

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol ha decidido aplazar el Barcelona-Real Madrid previsto para el 26 de octubre y ha puesto en el tejado de ambos clubes la nueva fecha del partido. 

Según informa en una nota informativa, tras reunirse este jueves, el Comité ha resuelto dejar “en manos de los clubes afectados alcanzar un acuerdo para encontrar la fecha de disputa del clásico” y que sean ellos quienes fijen “fecha y horario en las próximas horas, con el lunes 21 de octubre a las 10:00 horas como límite”. 

“En caso de no llegar a un acuerdo, será el Comité de Competición el órgano encargado de determinar la fecha del encuentro”, agrega la nota. 

Esta decisión de la Federación llega después de que la Liga propusiera aplazar el partido por coincidir con la manifestación independentista convocada para ese sábado y tras los graves episodios de violencia vividos en Barcelona en los últimos días tras la sentencia del procés.

El Gobierno dice que se puede jugar con “seguridad”

Horas antes, el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, insistió en que “para nada” el Gobierno ha influido en el aplazamiento del Clásico programado para el próximo 26 de octubre y que, sin importar la fecha de su celebración, que “corresponde al Comité de Competición de la RFEF”, se dispondrán “los medios necesarios y precisos para garantizar la seguridad y sea un partido de fútbol y nada más”.

“La decisión corresponde al Comité de Competición de la RFEF y lo que hemos referido desde el Gobierno es que en la fecha concreta puede haber cuestiones de seguridad que condicionen que se desarrolle pacíficamente. Es una cuestión técnica, pero evidentemente tenemos los medios necesarios y precisos para garantizar la seguridad se celebre cuando se celebre ese partido”, aseguró Grande-Marlaska en el programa El món a RAC 1.

El juez reiteró que es “responsabilidad” de Competición y de Real Madrid y FC Barcelona el poner la fecha del partido. “Para nada, nosotros simplemente podemos hacer una referencia por motivos de seguridad”, replicó sobre si había habido influencia gubernamental para pedir que no se jugase en esa fecha por la tensión existente y la manifestación soberanista prevista.

“Si ese partido tiene lugar el 26 de octubre, adoptaremos las medidas necesarias para garantizar que se celebre con la necesaria tranquilidad y sea lo que es, un partido de fútbol y nada más”, sentenció el ministro.

RESPONSABLEMENTE