INTERNACIONAL
23/08/2021 20:51 CEST | Actualizado 23/08/2021 21:23 CEST

Culpa a Biden por el caos en Afganistán, pero fue Trump quien firmó el acuerdo que lo ha permitido

Incluso ahora, tras la conquista de los talibanes, Trump ha seguido elogiando a este grupo, conocido por sus asesinatos y su régimen teocrático.

Europa Press News via Europa Press via Getty Images
Un Airbus A400M aterriza en Torrejón de Ardoz (Madrid) el 19 de agosto con el primer grupo de españoles y colaboradores afganos repatriados.

Los talibanes siguen consolidando su régimen en Afganistán y empiezan a negociar con la comunidad internacional, algo que pueden hacer con la aprobación y el elogio de un presidente estadounidense.

Y no, no se trata del actual presidente, Joe Biden, sino de su predecesor, Donald Trump, que accedió a firmar un acuerdo de “paz” tan favorable al grupo terrorista que básicamente suponía una alfombra roja para regresar al poder.

“Hemos mantenido una larga conversación hoy y han dicho que ellos también quieren que cese la violencia”, dijo Trump el 3 de marzo de 2020, días después del acuerdo firmado con los talibanes, pero sin incluir al legítimo Gobierno afgano al que Estados Unidos teóricamente apoyaba.

Les contó a los periodistas que había mantenido una conversación telefónica de 35 minutos con el líder talibán y que le había dicho: “Es un placer hablar con usted. Ustedes son gente fuerte y tienen un gran país, entiendo que estén luchando por sus tierras”.

Seis meses después, Trump dijo sobre los talibanes en una rueda de prensa: “Son muy fuertes, son muy listos, son muy ingeniosos”.

Incluso ahora, tras la conquista de los talibanes, Trump ha seguido elogiando a este grupo, conocido por sus asesinatos y su régimen teocrático. “Os puedo asegurar que son buenos guerreros. Eso hay que admitirlo. Llevan mil años luchando. Por eso lo que saben hacer es luchar”, declaró en Fox Business el martes. 

En determinado momento de la entrevista, Trump incluso afirmó que los talibanes acabarían tomando el relevo de Estados Unidos en su lucha antiterrorista. “Matarán a terroristas. Van a matar a gente muy mala. Esa lucha la van a mantener”, aseguró Trump.

Ustedes son gente fuerte y tienen un gran país, entiendo que estén luchando por sus tierrasDonald Trump al líder talibán

De hecho, cuando se firmó el acuerdo en febrero de 2020, los talibanes básicamente se acababan de fusionar con Al Qaeda, el grupo terrorista que llevó a cabo los atentados del 11S. Recordemos que la negativa de los talibanes a entregar a Osama Bin Laden y otros líderes de Al Qaeda a Estados Unidos en 2001 fue el motivo de la invasión estadounidense para barrer a los talibanes del poder.

“No sé bien de dónde sacaba [Trump] mucha de su información”, admite un alto cargo de la Casa Blanca desde el anonimato.

De hecho, mientras Trump y algunos de sus aliados se afanan en criticar a Biden por la evacuación caótica de Kabul, en la que muchos estadounidenses y colaboradores corren el riesgo de quedarse en Afganistán a merced de la piedad del régimen talibán, lo hacen sabiendo que fueron ellos quienes imposibilitaron con su acuerdo una evacuación tranquila y escalonada.

 

De hecho, cuando se firmó el acuerdo en febrero de 2020, los talibanes básicamente se acababan de fusionar con Al Qaeda, el grupo terrorista que llevó a cabo los atentados del 11S. Recordemos que la negativa de los talibanes a entregar a Osama Bin Laden y otros líderes de Al Qaeda a Estados Unidos en 2001 fue el motivo de la invasión estadounidense para barrer a los talibanes del poder.

“No sé bien de dónde sacaba [Trump] mucha de su información”, admite un alto cargo de la Casa Blanca desde el anonimato.

De hecho, mientras Trump y algunos de sus aliados se afanan en criticar a Biden por la evacuación caótica de Kabul, en la que muchos estadounidenses y colaboradores corren el riesgo de quedarse en Afganistán a merced de la piedad del régimen talibán, lo hacen sabiendo que fueron ellos quienes imposibilitaron con su acuerdo una evacuación tranquila y escalonada.

youtube
El interior de un C-17 estadounidense antes de salir de Kabul quintuplicando la carga máxima recomendada.

El hecho de que el acuerdo fuera negociado directamente con los talibanes sin tener en cuenta al Gobierno afgano ya era un augurio de lo que iba a suceder. Hasta entonces, el jefe de negociaciones de los talibanes permanecía recluido en una prisión pakistaní y fue puesto en libertad a solicitud de Trump.

En una de sus últimas actuaciones antes de abandonar el cargo, Trump redujo la presencia de tropas estadounidenses a solo 2500 efectivos, una cantidad muy inferor a la mínima necesaria para mantener el control de la capital, por no hablar del resto de las ciudades importantes y bases del país.

Las fuerzas de seguridad afganas apenas opusieron resistencia a los talibanes conforme su avance se hacía cada vez más inevitable.

Los dos principales compromisos que firmaron los talibanes en el acuerdo a cambio de la retirada completa de las tropas estadounidenses fueron dejar de apoyar a los terroristas y negociar un acuerdo con el Gobierno afgano. Los talibanes incumplieron ambos casi de inmediato, ya que continuaron sus relaciones con Al Qaeda y el “acuerdo” ha sido una conquista.

El alto cargo de la Casa Blanca mencionado anteriormente sostiene que le trasladaron a Trump estas preocupaciones. Numerosos asesores del expresidente se opusieron al acuerdo antes de que fuera oficial y, por supuesto, cuando quedó patente que los talibanes no lo estaban cumpliendo. Trump ignoró los consejos. “El presidente estaba más preocupado por su salida”, comenta, y añade que ya fue un gran éxito convencerle de que no recibiera la visita oficial de los talibanes en fechas cercanas al 11 de septiembre de 2019, como quería Trump. “Hubo suficiente gente que le dijo: ‘Es una pésima idea’”.

En una de sus últimas actuaciones antes de abandonar el cargo, Trump redujo la presencia de tropas estadounidenses a solo 2500 efectivos

Y aunque Trump y sus asesores han criticado a Biden por no evacuar a miles de intérpretes afganos y otros colaboradores, fueron las políticas antimigratorias del propio Trump las que han dejado abandonados a tantos de ellos en Afganistán.

Trump suprimió un programa diseñado para acoger en Estados Unidos a 4000 afganos con un visado temporal, recuerda Matt Zeller, cofundador del grupo No One Left Behind. “Lo redujeron prácticamente a cero durante el mandato. Ahí empezó el caos”.

Trump trató de destruir la democracia estadounidense para mantenerse en el poder pese a haber perdido las elecciones por 7 millones de votos. Durante los últimos días ha atacado a Biden por su gestión de la evacuación de Kabul, que ha exigido un nuevo despliegue de tropas en el aeropuerto de la ciudad. Allí se acumulan miles de personas con la esperanza de subir a uno de los aviones y huir para evitar la violencia callejera y las detenciones que están llevando a cabo los talibanes.

 

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Photo gallery Los talibán toman el poder en Afganistán See Gallery