POLÍTICA
11/09/2020 14:39 CEST | Actualizado 11/09/2020 16:49 CEST

Prisión provisinal para un profesor de la Escuela Taurina de Murcia por violar a sus alumnos

Utilizaba la excusa de la enseñanza a través de vídeos en su propio domicilio con los niños y con las niñas, y la realización de masajes terapéuticos.

La investigación del caso de un profesor de la escuela taurina de Murcia, al que se le acusa de  abusos sexuales a sus alumnos, ha dado con 10 posibles víctimas con edades comprendidas entre los 11 y 27 años, en una operación que continúa abierta, según ha informado este viernes la Policía Nacional en un comunicado.

La investigación comenzó a raíz de una información recibida en la Unidad de Atención a la Familia y la Mujer (UFAM), que apuntaba que un profesor taurino podría haber estado agrediendo y abusando sexualmente de sus alumnos durante varios años.

La información se obtuvo el día 3 de septiembre, y en menos de una semana los agentes arrestaron al presunto autor de los hechos por su vinculación en los delitos de agresión y abuso sexual, lesiones psicológicas, pornografía infantil, exhibicionismo, coacciones y provocación sexual.

Según la Policía, el detenido utilizaba la falsa pesquisa de la enseñanza a través de vídeos en su propio domicilio con los niños y con las niñas, y la realización de masajes terapéuticos.

El arrestado ha sido puesto a disposición judicial durante la mañana de este viernes y el titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Murcia ha ordenado su ingreso en prisión provisional, si bien la operación continúa abierta para  encontrar más víctimas.

Además del profesor de la escuela taurina, de 69 años, los agentes también detuvieron a un hombre de 51 años por un delito de omisión del deber de perseguir delitos, ya que al parecer era conocedor de las presuntas prácticas sexuales que llevaba a cabo el detenido y nunca las denunció.

Según fuentes de la investigación han señalado al periódico de la región La Verdad, hay indicios para sospechar que el número de víctimas puede ser “muy elevado”. 

Decidía qué alumnos merecían torear con Pepín Liria

Según el atestado de la Policía, al que ha tenido acceso laSexta, el profesor se trata de un ”ávido depredador” que consiguió hacerse con la confianza de las familias y los alumnos, decidiendo él mismo quién merecía torear con Pepín Liria, que dirige el centro. 

A las chicas les decía que era fisioterapeuta y que debía darles masajes para que estuviesen delgadas. Masajeaba sus genitales y llegó a introducirles los dedos en la vagina a, al menos, tres de las víctimas. También se detalla cómo en una ocasión violó a una de las chicas en el interior de un coche y otra se produjo en el camerino de la plaza de toros de Murcia. 

A los chicos, les ponía porno y los masturbaba y hacía felaciones en su domicilio. También lo hizo en alguno de los hoteles en los que se alojaban. 

TERRITORIO PARADORES