POLÍTICA
02/07/2019 17:19 CEST | Actualizado 02/07/2019 18:30 CEST

Díaz Ayuso se postula a la investidura a pesar de no tener los votos de Cs y Vox

"Mis síes están en camino", ha reconocido en una rueda de prensa tras la ronda de contactos con el presidente de la Asamblea de Madrid.

EFE

“Lo normal es que el presidente de la Asamblea me propusiera a mí. Soy la única candidata posible”. Rotunda, con gesto serio, Isabel Díaz Ayuso ha comparecido ante los medios tras reunirse con el presidente de la Asamblea Juan Trinidad en la ronda de contactos previa a la elección de candidato para presidir la Comunidad de Madrid.

Trinidad, de Ciudadanos y elegido con los votos a favor de PP y Vox, se enfrenta a una situación inédita: decidir qué candidato propone habida cuenta de que, por el momento, ninguno de los potenciales aspirantes, Isabel Díaz Ayuso o Ángel Gabilondo (el más votado el 26-M) tiene asegurados los votos necesarios.

“He trasladado al presidente que mi candidatura tiene prácticamente todas las opciones de salir adelante frente a la opción del PSOE, que ahora suscita más noes que síes, ha reconocido la líder territorial popular.

Objetivo, el 11 de julio... “o antes”

En todo momento Ayuso ha querido mostrar perfil “presidencial”, presentándose como la única opción “capaz de salir adelante”. “Espero que el presidente nos convoque a un pleno de investidura el 11 de julio, al que me quiero presentar. Nuestros votantes jamás entenderían que no nos entendiésemos; ni entenderían dejar para septiembre lo que podemos hacer ahora; hay días suficientes de aquí al 11 o incluso antes. La imagen que estamos dando es inédita y en lo que nos compete a nosotros hay mucho más de unión que de desunión”.

“Gabilondo no va a poder llevar adelante su candidatura; lo normal es que el señor Trinidad me propusiera a mí. Madrid no puede pararse y en ello estoy. Vox y Cs deben dejar aparcadas sus supuestas diferencias porque no son tales. A lo largo de esta semana podrían estar cerrados los acuerdos, creo. Mis síes están en camino”, ha añadido.

Después de unas palabras sobre la situación de los incendios en el oeste de la Comunidad de Madrid y una referencia al “mes y medio” que ha pasado desde las elecciones, la popular ha querido analizar el punto de sus negociaciones con Vox y Ciudadanos: “Tengo que hablar con Vox y Ciudadanos y tengo que hacerles unas peticiones y unas sugerencias tras días de negociaciones que han pretendido dejar nuestros intereses en segundo plano para llegar a un acuerdo”. 

Lo que ocurra en otros sitios me es indiferente

 

Díaz Ayuso no quiere que la situación en otros escenarios enturbie el panorama en Madrid y así lo ha transmitido a los medios y a los propios partidos: “A mí lo que ocurra en Murcia o en el Ayuntamiento de Madrid me es indiferente, no van conmigo y no pueden ser moneda de cambio. Somos la región más importante del país y debemos seguir avanzando. Cs y Vox negocian conmigo y así se lo digo; lo demás me es indiferente”, ha proseguido. 

“Si Vox analiza lo que ocurre en otros lados es que no me escuchan y me están haciendo perder el tiempo. Ahora quieren un texto paralelo para concitar su apoyo, así lo he hecho. Ya le cedimos nuestro puesto en la vicepresidencia tercera de la Mesa... No pueden decir que haya habido ningún movimiento de rechazo por nuestra parte”.

“Todos los votantes que eran del PP y ahora votan a Vox lo son de pocos meses atrás. Y no puede haber un solo votante del PP que haya votado a Vox que quiera ahora un Gobierno de izquierdas con Gabilondo -a quién ha definido como “la inacción política por excelencia”-. No me lo creo”.

EFE

 

También ha querido lanzar una advertencia a la formación ultraderechista en torno a su peso en las instituciones: “Vox supone el 9% de los votantes de la Comunidad y aún así en negociaciones con el PP podrían lograr mucho más de lo que ha logrado cualquier otro grupo minoritario”. Sin embargo, “Vox al PP aún no le ha beneficiado en absolutamente nada. Ahora mismo el único beneficiado por Vox es Ciudadanos, que preside la Asamblea gracias a Vox y al PP”.

“Ciudadanos cada día dicen que no quieren sentarse en ningún momento con Vox, pero cada día que se sientan en la Mesa, una mesa de 10 metros donde se toman decisiones y se gestionan iniciativas, se sientan con Vox. Es la Mesa de la Asamblea, así que no pueden decir como excusa que no se sientan en la misma mesa. Sus supuestas peleas se las está llevando la persona que les pide su voto, que soy yo”, ha reconocido con un gesto de desagrado. 

Ese documento que hemos acordado con Vox tiene posiciones asumibles por todos. Hay más de unión que de desunión. Cada mes que pasa se está paralizando un Gobierno y no es el PP el que peor sale de esto, aquí hay un Gobierno y del PP. Cada mes que pasa es un mes que los votantes de Vox y Cs no ven sus políticas en marcha”. 

“Aquí hay dos furgonetas -ha utilizado este simil-, la de Gabilondo de recortar libertades, o la nuestra, la de aumentar libertades. Por eso llamo a la responsabilidad de los tres partidos para gobernar la región más importante de España. Espero que ese furgón sea conducido por el centro-derecha y que la izquierda se vaya de vacaciones para que nos deje a nosotros gobernar”.

Photo gallery Las meteduras de pata de Isabel Díaz Ayuso See Gallery