NOTICIAS
18/08/2021 09:08 CEST | Actualizado 18/08/2021 10:14 CEST

Dimite una edil de la CUP tras parar un monólogo con bromas sexuales

No eran "adecuadas” ni “pertinentes”, sobre todo para el colectivo LGTBI, defendió la concejal.

La concejal de Feminismos en el Ayuntamiento de Navarcles (Barcelona), Ylènia Morros (CUP), ha dimitido después de que el pasado sábado parara un monólogo del humorista Albert Boira durante las fiestas del municipio, al considerar que sus comentarios y bromas sobre la diversidad sexual eran machistas y “no adecuadas” ni “pertinentes”, sobre todo para el colectivo LGTBI.

La edil ha hecho saber su decisión a través de sus redes sociales: “Ha sido la gota que ha colmado un vaso que ya estaba lleno desde hacía muchos meses”, ha escrito, según la prensa catalana, en una cuenta cuyos tuits están protegidos. Morros ha dicho que la decisión ya estaba pensada “desde hacía semanas” por las “contradicciones” que ve en el gobierno municipal, formado actualmente por Ara Navarcles (adscrita a ERC) y Navarcles En Comú.

Los hechos sucedieron durante la Fiesta Mayor de municipio, cuando Morros tomó el micrófono en medio de la actuación de Boira y explicó al público que le había pedido que “dejara de hacer este tipo de bromas pansexuales”, lo que le valió la pitada y los abucheos de los asistentes y el reproche del resto de fuerzas de gobierno.

“Puede que vosotros no os hayáis sentido ofendidos, porque quizás no formáis parte de estos colectivos, pero sí se han hecho bromas de carácter sexual que no son adecuadas y que nosotros trabajamos cada día para visibilizar estas agresiones”, explicó Morros tras pedir el micrófono al monologuista el pasado sábado.

Los asistentes al evento comenzaron a criticar a la concejala. Boira, fundador del primer Comedy Club LGTBIQ+ de España, pidió a los espectadores que no gritasen y apeló al “diálogo, entendimiento, empatía y educación”. Algunos compañeros de gobierno de Morras se han unido a las críticas y la acusan de censurar el espectáculo y de creerse “moralmente superior al resto”.

Ara Navarcles ha acusado a Morros de “censurar” a Boira por creerse “moralmente superior al resto”, de llevar a cabo “gesticulaciones y política de postureo” y ha recalcado que la edil cupera “se equivocó” en el fondo y en la forma.

La CUP también ha salido al paso y ha expresado su “apoyo unánime” a Morros ante el “linchamiento” sufrido en las redes sociales y a la “crítica pública” que hizo porque “la libertad de expresión no está reñida con el respeto a los colectivos LGTBI y el feminismo”, pero ha admitido que su intervención “debería haberse consensuado con el resto de miembros del gobierno”, informa El Periódico

ESPECIAL PUBLICIDAD